Publicidad

Adivinos y el uso de la “bola de cristal”

El ternero del próximo entore valdrá mucho

Gonzalo Ducos

Uruguay es un país ganadero. Quedó cabalmente demostrado en un año tan desafiante como es este 2020. El uso de la bola de cristal en relación a la magia y a la adivinación, surge durante la Edad Media, aunque en realidad el origen estaría tres mil años antes si tenemos en cuenta que los druidas ya utilizaban los cristales de cuarzo para adivinar el futuro.

A más de un analista le escuchamos decir que si fueran capaces del predecir lo que va a suceder, estarían en otros sitios, pasándola bien, ganando las loterías y aprovechando sus aciertos con las acciones de las grandes compañías del mundo, pero no es así, solo se puede intentar pensar en los fundamentos de los mercados.

Hoy, en la ganadería, la bola de cristal serviría, como prismático para poder ver más de cerca el impulso y la aceleración que ésta ha tomado, pero de ninguna manera para predecir su futuro. Es más, seguramente la guardaríamos en un cajón para olvidarnos de ella.

Hoy, a diferencia del año pasado, el incremento de precios está impactando en todas las categorías y los sistemas que no compran ganados desde afuera y se encuentran en equilibrio en su stock están captando buenos precios por sus productos de ventas.

En el primero de los gráficos se aprecia la evolución de la relación de los ganados de reposición y el ganado gordo desde el año 2006 a hoy, abril del 2022.

Negocio a negocio, a partir de los valores para las diferentes categorías de ACG, vemos que hoy el único negocio que está por debajo de su promedio histórico, es el ternero a novillo gordo. La relación de vacas flacas a gordas se encuentra hoy en el promedio histórico y la ternera a vaquillonas gorda un 6% por encima de su promedio histórico. Hoy, el negocio de comprar un ternero de 160 kilos y llevarlo a novillo gordo de 470, aunque es el más largo en tiempo, es el que mejor estaría posicionándose en el momento actual.

Imagen Ducos30.04_page-0001.jpg

Si miramos el gráfico de la evolución de los márgenes por cabeza, vemos la aceleración que se han dado en los márgenes por cabeza en el último año y medio, hemos alcanzando los valores máximos de la serie y en todos los negocios superamos al promedio en más del 60%, con diferencias importantes con los valores máximos que habíamos obtenido allá por el 2011 y 2018.

Este margen, no previsto a los sistemas que deben reponer los hace desafiarse. Vamos a un escenario de perdida de stock y marcadamente en las categorías invernables (categorías del stock con potencial destino de ir a faena).

margenes por cabeza.jpg

Ahora bien, los animales que enviamos a la industria, están valiendo entre 400 y 500 dólares más y cualquier esquema ganadero que está basado en compras, debe reponer. En el caso del ternero y la ternera tenemos un incremento de la cabeza de unos 200 US$ y en el caso de la vaca de invernada flaca prácticamente duplicó su valor. Es por eso que se aprecia en el otro gráfico el aumento del margen en la vaca (línea roja) no es tan importante en su magnitud absoluta algo que es lógico, dado que compramos un animal de más kilos.

Hoy, con este escenario de precios el horizonte es muy bueno, pero la pregunta que nos hacemos en ciertas empresas es: ¿qué pasa si este nivel de precios no se sostiene más allá de los 6 meses?, ¿cómo debería mover mis piezas?

Y para poder responder este dilema, les presentamos un gráfico con la evolución del kilo producido en dólares por kilo, en donde hoy estamos ante precios, de los 4 negocios ganaderos presentados, fuera de lo común: entre 2 y 2,5 US$/kilo producido.

evolucion por kilo producido.jpg

Si nos vamos descargando por ventas, capturo un margen fuera de lo común, para no decir extraordinario, pero hay que reponer en otros niveles de precios. Y necesitamos producir, no puedo quedarme quieto, por lo que, debemos reponer. Si reponemos a estos precios y los valores del ganado gordo no se sostienen en el tiempo en estos niveles, y volvemos al negocio de siempre, podemos absorber una baja de los valores del gordo del 25%, que hoy en el caso del novillo estamos hablan do de US$ 1,35 en 4ª. balanza pasando de los 5,5 US$/kg de hoy, a los 4.15 US$/kg. Algo que hoy nos sorprendería por lo bajo.

Pero usemos la bola de cristal como prismático mirando hacia atrás y que cada lector diga cómo es ese precio del novillo. Hasta la próxima.

Varios precios internacionales de productos de exportación “pegaron la vuelta” luego de haber tocado niveles récord. Mientras, los costos locales en dólares siguen subiendo. El escenario de los agronegocios se mantiene auspicioso, pero con menos margen de maniobra.
Pero, más allá del dato puntual, lo tranquilizador es que se confirma que las señales del mercado terminan impactando en toda la cadena. Era obvio que era así, pero los largos tiempos de la ganadería hacían a veces pensar que las señales no llegaban
La habilitación para importar carne con hueso desde Brasil es un paso en el buen camino y -seguramente- ayudará a moderar los precios locales de la carne. La dinámica de la cadena cárnica es un buen ejemplo de competitividad y sana formación de precios
El PBI está 2,3% por encima de sus niveles pre-pandemia, con varios sectores con crecimiento firme (como el agro) y otros que se recuperan de las fuertes caídas causadas por el Covid. Persisten importantes desafíos
Son momentos de pensar objetivos y metas, de planificar el ejercicio que se viene y de tener claro los números para saber dónde estamos parados. Eso, hará que se tomen mejores decisiones en estos tiempos de montañas rusas...
Contribuyentes que hayan superado el tope para liquidar Imeba, si no es algo circunstancial, deberían analizar la posibilidad de liquidar Irae ficto, recuperar el IVA y pensar en la posibilidad de presentar Proyectos de Inversión
La forma de crecer en la cantidad de animales terminados reduciendo el área ganadera es mediante una mayor capacidad de los corrales de engorde: por una expansión de los que ya existen o por la construcción de nuevos.
El escenario global sigue tenso por la guerra y la presión inflacionaria. Los agronegocios mantienen buenas perspectivas, entre ellos la producción de carne. Es clave mantener la productividad, contener costos y garantizar el suministro a la población, cuidando los precios al público
Las exportaciones aceleran de la mano de la agricultura y la ganadería, pero el impacto de la inflación por combustibles y alimentos se está sintiendo en el consumo interno. Y la región ayuda poco
En esta ocasión vamos a repasar el régimen de anticipos del impuesto a la renta agropecuaria
La baja del dólar se ha constituido en la principal forma de bajar la inflación, pero puede complicar la competitividad de los sectores cuyos precios internacionales no han subido tanto y tengan más incorporación de empleo
Más allá de esta coyuntura, en el mediano plazo la expectativa es que el mercado siga sostenido y con precios relativamente caros para la proteína animal

Publicidad

Publicidad