Números con letras

La soja a 500 dólares

Intensa demanda china, baja de stocks en Estados Unidos y déficit hídrico en América Latina configuran un escenario alcista para los precios

La demanda china sigue firme en los mercados internacionales de granos, mientras la oferta muestra dificultades en su capacidad de respuesta. Los stock en EEUU bajan y la situación en América del Sur está condicionada por la falta de agua, lo cual podría reducirá la producción respecto al potencial proyectado. Esto configura un escenario alcista para los precios, que han llegado a máximos de los últimos 7 años. La soja, en concreto, ha superado  los 500 U$S/ton en el mercado internacional de Chicago. Esto permite pagar arriba de 480 U$S/ton puesta en Nueva Palmira.

Sumado a esto, el golpe que el Coronavirus le ha dado a la economía mundial ha llevado a los principales Bancos Centrales a ingresar en un ciclo de política monetaria expansiva. La Reserva Federal de EEUU, en particular, ya ha planteado una tasa mínima por varios años, lo que implica dólar débil por un buen rato. Esto también impulsa alza los precios de los productos que se comercializan globalmente, como los granos.  Es posible que los mercados ingresen en un nuevo ciclo de precios altos en dólares, aunque la historia nunca se repite exactamente. 

La suba en los granos se está consolidando y –tarde o temprano- deberá traducirse en mayores precios de la carne y la leche. Posiblemente algo de esto ya se está percibiendo: en los últimos remates del Global Dairy Trade (en Nueva Zelanda) la leche en polvo subió a su mayor nivel en el último año (gráfica). De todas formas, la incertidumbre que impone la pandemia no permite hacer proyecciones demasiado enfáticas: EEUU y Europa siguen marcando nuevos récords de contagios y fallecidos, lo mismo en países de la región. La propia China enfrenta un brote importante, de los mayores en los últimos meses.

 

HACIENDA. Los primeros días del año transcurren con poca actividad en el mercado de hacienda para faena, con valores que tienden a cierta estabilidad. El novillo gordo cotiza en el rango de los 3,15 a 3,20 U$S/kg a la carne, con algunos centavos más para los ganados especiales. Las vacas se pagan entre 2,90 y 3,00 U$S/kg, con valores superiores para lotes especiales. Las vaquillona se venden en torno al rango de 3,10 a 3,15 U$S/kg.

Las miradas están puestas en cómo la industria frigorífica uruguaya reafirma garantías a China (su mercado clave) en cuanto a la inocuidad de sus embarques respecto al Covid. El asunto es clave porque ya se han suspendido dos plantas por este punto y se trata de retomar la normalidad. El vínculo con China es cada vez más relevante, atento a la difícil situación de Europa, que sigue restringiendo la movilidad con la consecuente reducción del consumo de carne de alto valor en restoranes. Asimismo, el escenario para este año es de desafíos comerciales: la cuota 481 se achica, otros países mejoran acceso en Asia y Uruguay está en una posición difícil.