Publicidad

Estados Unidos pone trabas a la carne brasilera

Senador presentó ley para detener importación por los casos de "vaca loca" en ganadería brasilera

Grupo Minerva Foods.

Surgen nuevos palos en la rueda para la carne brasileña. Ahora el senador de Estados Unidos, Jon Tester presentó una legislación para detener la importación de carne de vacuno brasileña a Estados Unidos y pidió a los expertos que revisen "la seguridad del producto" después de que los medios informaran que Brasil retrasó la notificación de dos casos de enfermedad de "vacas locas", seg´ún publicó el portal Eurocarne.

El proyecto de ley de Tester, un demócrata de Montana, sigue la presión política de los productores de ganado de Estados Unidos que han estado pidiendo que se detengan las importaciones de carne fresca brasileña debido a preguntas sobre qué procesos usa Brasil para detectar enfermedades animales y otras posibles amenazas alimentarias para los consumidores.

Brasil, el mayor exportador de carne de vacuno del mundo, suspendió las exportaciones de carne de vacuno a China, su principal cliente, después de que el país sudamericano confirmara a principios de septiembre dos casos de enfermedad de las vacas locas "atípica", o encefalopatía espongiforme bovina (EEB), en dos plantas cárnicas nacionales separadas. Pero los casos se detectaron originalmente en junio, mucho antes de que se informaran a los socios comerciales y a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Según una carta enviada el 12 de noviembre por la Asociación Nacional de Ganaderos de Carne al Departamento de Agricultura de EE. UU. El USDA, que regula las importaciones de carne vacuna en Estados Unidos, no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios el jueves.

Estados Unidos importó 62,3 millones de dólares en carne de vacuno y productos de carne de Brasil en los primeros nueve meses de este año, un aumento del 36% con respecto al mismo período del año anterior, según datos comerciales de la Oficina del Censo de EE. UU. En volumen total, Brasil fue el segundo mayor proveedor estadounidense de importaciones de carne vacuna y productos de carne vacuna durante ese período, detrás de México. La presión política sobre el USDA ha aumentado en los últimos días, luego de que se reportaran dos casos de un trastorno neurodegenerativo en pacientes en el estado de Río de Janeiro a principios de este mes.

Funcionarios del Ministerio de Agricultura de Brasil dijeron que los casos no estaban relacionados con el consumo de carne de vacuno, reprimiendo los temores de una posible encefalopatía espongiforme bovina que cause enfermedades en los seres humanos.

Son numerosos los consumidores en los EE.UU. que clasifican la salud del planeta como su principal preocupación
El reglamento se centrará en seis productos básicos: madera, soja, ganado, aceite de palma, café y cacao, así como productos derivados como chocolate, cuero y tortas de aceite
Medidas impactan en el consumo de alimentos y carne
Esperan que la producción de carne vacuna de EE.UU. se contraiga, pero que las exportaciones se mantengan fuertes
En granja del norte
Se informó que los animales se encuentran en cuarentena desde el lunes. Seguirán bajo observación, al igual que las creaciones que se encuentren en un radio de 10 kilómetros
Las ventas netas a China en la mencionada semana fueron por 13.751 toneladas métricas, 220% superiores al promedio de las últimas cuatro semanas y 430% por encima que el ritmo actual de embarques
En sus proyecciones para 2022, Rabobank supone que se mantendrá la firmeza en el mercado de la carne vacuna, con precios en alza
En 2020 ese mercado importó por US$ 10,3 millones, según la ABPA
Después de detener las exportaciones a China a principios de septiembre, tras la confirmación de dos casos de encefalopatía espongiforme bovina "atípica" (EEB) en mataderos separados, Brasil parece dispuesto a reanudar el comercio de carne vacuna con China
El contingente implica 200 mil toneladas para carne bovina y otras 100 mil toneladas para carne de cerdo
La Confederación de Agricultura y Ganadería de Brasil (CNA) emitió un comunicado repudiando la solicitud de los ganaderos

Publicidad