Lechería

Pequeños tamberos entrarán en crédito de ayuda a lechería

Gremiales continúan negociando con el gobierno.


Pablo Antúnez
Las gremiales lecheras siguen trabajando con el Banco Central del Uruguay para que la herramienta financiera de asistencia a la lechería también incluya a los tamberos más pequeños, aquellos que remiten menos de 250 litros diarios, que fueron los que no están contemplados hasta ahora por esta iniciativa.

Hoy el crédito de asistencia facilita la refinanciación de deudas del sector e incluye a los deudores categoría 4 y 5, que son los que tienen “capacidad de pago y repago muy comprometida”, según la definición bancaria.

El crédito hoy abarca a los productores que remiten más de 480.000 litros anuales y a los productores que superan esa remisión, que son los de mayor porte. Se paga con la renuncia al precio de la leche tarifada que está vigente y la garantía es el dinero sobrante del Fondo de Garantía para la Lechería (Fogale). Los US$ 16 millones que sobraron del fideicomiso, el Ministerio de Economía y Finanzas acordó con los productores la puesta en marcha de un préstamo vía Banco República y República Microfinanzas.

Respecto a los productores más grandes, hasta mitad de semana varias sucursales del BROU no tenían directivas para actuar y orientar a los solicitantes, confirmó a El País el presidente de ANPL, Walter Frisch.

Según divulgó el Banco República, el monto de los préstamos, que se otorgan en unidades indexadas, dependerá de la cantidad de leche remitida y tendrá un tope del equivalente a US$ 40.000 por productor.

En caso de este segmento de productores que envían más de 480.000 litros año a plantas pasteurizadoras que venden leche tarifada en el mercado, están en condiciones de acceder a esta línea especial de créditos los clientes del BROU con calificación crediticia 1A 1C, 2A, 2B y 3, y los no clientes con calificación hasta 2B incluida.

También se estudiarán las solicitudes de clientes del banco con calificación 4 y 5 -deudores con capacidad de pago muy comprometida e irrecuperables-, siempre y cuando los fondos recibidos se destinen prioritariamente a regularizar su situación de atraso con el banco. Se analizará la relación entre el endeudamiento con el sistema financiero y la cantidad de leche remitida, considerándose la calificación crediticia del productor. Para recibir financiamiento, según confirmó el banco, ese ratio no podrá ser mayor a US$ 0,50 para las categorías 1A 1C, 2A o 2B, a US$ 0,30 para la categoría 3 y a US$ 0,10 para las categorías 4 y 5.

Precios. Mientras tanto, las gremiales de tamberos siguen preocupadas porque “ninguna industria empuja para mejorar el precio de la leche”.

Semanas atrás, la gremial reunió a los gerentes de todas las empresas lácteas y les planteó a todas las industrias la necesidad de mejorar el precio al productor. “Algo acomodaron los precios, pero ninguna se puso nerviosa por subir más, quedando los valores por debajo de lo que paga Conaprole”, contó Frisch.

En el caso de la cooperativa, “el aumento fue mínimo” y los productores pidieron “mayor esfuerzo” al directorio, porque “no se está llegando a $ 11 por litro. Es muy poco”, aseguró el titular de la ANPL.

El dirigente lechero explicó que aquellos productores que tomaron la herramienta financiera de asistencia a la lechería acordada con el gobierno, es decir el crédito blando que rige para productores lecheros de menos de 480.000 litros y para los grandes tamberos que remitieron más de ese litraje, “no cobran $ 11 por litro” y eso “es muy preocupante”.