Lechería

Lechería ya tiene un Fondo de Garantía de Deudas

Será por US$ 36 millones y cuenta con tres subfondos de asistencia.

Lechería. Foto archivo El País.

El Ejecutivo reglamentó el Fondo de Garantía para Deudas de los Productores Lecheros (Fgdpl) por un monto de US$ 36 millones, que será financiado mediante una retención del precio de la leche pasteurizada al público, incluyéndose lo recaudado en los últimos ajustes de tarifas del producto en el mercado.

A su vez, para mejorar la competitividad y eficiencia del sector, se creó un subfondo que estará destinado a la reestructuración de deudas con el sistema financiero, industrias lácteas y servicios agropecuarios. También se creará un subfondo destinado a garantizar proyectos que tengan un efecto anticíclico o que contribuyan, en el largo plazo, a reducir problemas que generen los ciclos de precios internacionales de los lácteos. El decreto contempla la asistencia a tamberos que remitan menos de 480.000 litros anuales con fondos no reembolsables de libre disponibilidad con destino a promover su desarrollo.

Los dos subfondos de garantía se constituirán como fideicomisos de garantía específicos y funcionarán en la órbita del Sistema Nacional de Garantías, de acuerdo con el régimen operativo de ese sistema.

El subfondo que tiene por cometido la reestructuración de deudas contará con un capital inicial de US$ 27 millones y el segundo contará con un capital de US$ 3 millones, mientras que la asistencia a los productores que remiten menos de 480.000 litros año, partirá de un capital de US$ 6 millones.

Para solventar el Fondo de Garantía de Deudas de los Productores Lecheros se retendrá  $ 1,30 por litro de leche pasteurizada que se vende al público. Serán las industrias lácteas los agentes de retención, en función de cada litro vendido a partir del 1° de mayo de 2018 y se mantendrá hasta que sean canceladas todas las obligaciones derivadas del fideicomiso de referencia.

Deudas. En cuanto al subfondo de garantía para la reestructuración de deudas, podrán acceder a las garantías previstas aquellos productores que mantengan deudas debidamente documentadas con instituciones financieras, industrias lácteas y proveedores de insumos y servicios, que hayan sido contraídas con anterioridad al 31 de diciembre de 2017.

El decreto establece que su nivel de endeudamiento con instituciones financieras por litro de leche remitido o destinado a su industrialización no supere los umbrales que se detallan, según la categoría de riesgo crediticio en que hubiera estado clasificado el deudor al 31 de diciembre de 2017, según la normativa del Banco Central.

Serán US$ 0,50 por litro para productores de las categorías 1A, 1C, 2A o 2B (es decir los que no tienen atrasos); US$ 0,30 para los productores categoría 3 (atrasos de menos de 120 días en los pagos) y US$ 0,10 para los restantes productores. A los efectos de considerar los litros remitidos se tomará la remisión  entre el 1° de enero y el  31 de diciembre de 2017. Cuando no hayan remitido en los 12 meses referidos, se analizará lo remitido de acuerdo con la curva de remisión estimada por el Instituto Nacional de la Leche (Inale). A la asistencia de libre disponibilidad podrán acceder los remitentes de menos de 480.000 litros anuales entre el 1° y el 31 de diciembre de 2017 y la asistencia para cada beneficiario no podrá ser inferior a US$ 500, establece el decreto.

Rurales EL PAIS