Lechería

Gremiales lecheras siguen esperando contacto con Ejecutivo

La cadena láctea mantiene endeudamiento cercano a US$ 537 millones cuando factura US$ 1300 millones.

Ganado lechero.

Pablo Antúnez.

Las gremiales lecheras ya se están reuniendo para definir las medidas a tomar si no se retoma el diálogo con el Poder Ejecutivo antes del próximo 13 de enero, tal cual mandató la Asamblea Extraordinaria de productores, celebrada la semana pasada en Capurro (San José).

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Wilson Cabrera, afirmó ayer que se insistirá con el pedido de incrementar 3% la devolución de impuestos al sector y en mejorar el Fondo de Garantía que propuso el gobierno. “Es injusto, porque el dinero es de todos los productores y esta herramienta hará una transferencia de los tamberos más chicos, que no usarán el Fondo de Garantía, a los medianos y grandes, que son los que tienen deudas en los bancos”, explicó Cabrera.

Respecto a la cadena nacional de televisión que tuvo como orador al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, el titular de la ANPL consideró que del trabajo que enumeró el secretario de Estado, “muy poco fue para la lechería” y afirmó que la meta de las gremiales lecheras “es hablar con Benech y con el ministro Astori de lo que el sector pretende conseguir y eso se debe hacer ahora”.

La Asamblea también mandató al directorio de Conaprole a que haga un juicio al Estado para cobrar los US$ 39 millones que adeuda Venezuela a esa empresa en el negocio por lácteos, celebrado entre los gobiernos de Nicolás Maduro y Tabaré Vázquez.

Endeudamiento. A su vez, la asesora del Ministerio de Industria, Energía y Minería, Silvana Grosso, que compareció ayer ante la Comisión de Industria, Energía y Minería de Diputados, confirmó que el nivel de endeudamiento de la cadena láctea es de alrededor de US$ 537 millones cuando el sector tiene una facturación de entre US$ 1.250 millones y US$ 1.300 millones”.

La representante del gobierno explicó que el sector primario, a diciembre de 2016, denotó una caída en el nivel de endeudamiento de US$ 348 millones, punto máximo y en octubre de este año, unos US$ 290 millones, un 15% o un poco más por debajo. Calificó al Fondo de Financiamiento y Desarrollo Sustentable de la Actividad Lechera (FFAL) como “una herramienta relevante mediante la cual se ha ido pagando la deuda”.

La asesora del MIEM también dijo que el endeudamiento de la industria láctea “sigue siendo elevado, algo más de US$ 200 millones”.

Grosso dijo en el Parlamento que también se está monitoreando la situación de la industria lechera. Explicó que “hay dos empresas con un endeudamiento importante, no el de PILI. Otra empresa con grandes problemas cambió la administración y logró cobrar una deuda de PILI por US$ 50.000, canceló adeudos con DGI y otras instituciones”. Grosso dijo que como señal positiva “hay empresas un poco más chicas que están demandando más leche. Hay dos empresas en el litoral que están haciendo llamadas para ver si pueden reabrir o incrementar su capacidad productiva”. Dijo que la devolución de impuestos indirectos, está llegando a los US$ 21 millones este mes.

Rurales EL PAIS