Lechería

Gremiales lecheras se movilizan hoy frente a Conaprole

Entregarán una carta al presidente Tabaré Vázquez.

Oficinas de Conaprole en Montevideo. Foto: El País.

Pablo Antúnez

Día de movilizaciones para la lechería uruguaya. Tras una concentración frente a Conaprole (Magallanes y Nueva York), a partir de las 9.30, cuando comienza a desarrollarse la denominada Asamblea de los 29, las gremiales de tamberos y los productores entregarán una carta con cientos de firmas al presidente Tabaré Vázquez, donde se le pedirá que interceda frente al gobierno de Venezuela, para que Conaprole pueda cobrar la deuda de US$ 30 millones por exportaciones de lácteos.

La concentración no es en contra de la empresa, sino apoyando a la industria lechera frente a la crisis que vive el sector, en el entendido que sin productores no hay industria y viceversa.

La carta con el pedido al primer mandatario hace semanas que está circulando en el sector lechero, conquistando firmas y logró un amplio apoyo del sector productivo en toda la cuenca lechera.

La concentración se decidió en diciembre del año pasado, en el marco de una multitudinaria Asamblea Extraordinaria celebrada en Capurro (San José) y ahí la crisis ya apuraba. Luego se retificó hace semanas en una nueva Asamblea en la Florida. A su vez, se le pidió a Conaprole que presentara un plan de austeridad y ahorros. La Asamblea de los 29, es el máximo órgano resolutivo de la Cooperativa, gobernada por los productores lecheros.
“La meta es que los productores podamos ver junto con la industria, cómo podemos salir de este momento difícil”, afirmó anoche a El País el presidente de la Sociedad de Productores de Leche de Florida, Horacio Rodríguez.

Precio. El reclamo más firme de los productores es una mejora de precios ya para poder seguir produciendo.
“Cuando se celebró en diciembre de 2018 la Asamblea Extraordinaria de Capurro, la leche en polvo valía US$ 2700 por tonelada en la exportación y el dólar costaba $30. Hoy estamos con precios de US$ 3.300 por tonelada -leche en polvo entera- y un dólar que cuesta $ 35. El precio al productor tiene que cambiar”, reclamó Rodríguez. En más de una oportunidad el directorio de Conaprole dijo que no podía aumentar el precio de la leche remitida desde los tambos hasta que no cierre el ejercicio y los productores critican esa actitud.

“Creemos que el precio que debemos recibir hoy son los 34 centavos de dólar por litro, precisamos ese precio para levantar. Ese valor, representa arriba de $ 12 por litro remitido y nos permitiría seguir rodando”, agregó el presidente de la Sociedad de Productores de Leche de Florida.

El endeudamiento del sector lo pone de rodillas. Sólo al sistema bancario se le debe más de US$ 330 millones y encima hay que sumar la deuda con proveedores de insumos y servicios. Para seguir funcionando, los tambos precisan de esos proveedores y seguir invirtiendo en pasturas, genética y animales para poder defender sus números.

El tambo es como una rueda de carro que no se puede quedar quieta. “Sabemos que la deuda con proveedores de insumos y servicios es importante, pero no está cuantificada”, admitió Rodríguez.

Los tamberos están esperanzados en que hoy se anuncie el aumento que precisan. “Hoy lo que debe hacer la industria es trasladar al productor, en lo inmediato, la mejora en el precio internacional que se está logrando y la suba del dólar”, remarcó el gremialista lechero.

Rodríguez admite que siempre que el precio de los lácteos baja, la industria transmite la baja rápido al remitente, pero cuando suben los valores en la exportación, esa mejora de precios se hace desear.