Gremiales

Autoconvocados en Argentina: una movilización contra las retenciones

El Presidente de Argentina señaló que el movimiento tiene una “finalidad política”.

Asamblea de productores en Pergamino, Argentina, en enero. Foto La Nación (GDA).

La Nación (GDA) | El presidente argentino, Alberto Fernández, habló el viernes pasado de los productores autoconvocados, generalizando como que tenían una “finalidad política” o estaban “inducidos” por Cambiemos y el PRO en particular, y desde diversos puntos del país ellos lo cruzaron con dureza, separando cualquier interés político, recordando que incluso criticaron en varias oportunidades al gobierno de Mauricio Macri y destacando que su objetivo es la defensa del campo, en este caso ante una presión impositiva que volvería a tener otra suba si el Presidente aumenta del 30 al 33% las retenciones a la soja.

Los autoconvocados son como una “guardia” del campo diseminada por todo el país, heterogénea, rápida para responder, con productores sin referencia en las entidades tradicionales y otros que sí lo están.

En 2008, cuando Cristina Kirchner intentó imponer las retenciones móviles para la soja y otros cultivos, fueron los primeros en estar en las rutas. En rigor, la Mesa de Enlace que hoy integran la Sociedad Rural Argentina (SRA), Coninagro, Federación Agraria Argentina (FAA) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) se formó cuando los productores ya estaban en las rutas.

Hay grupos de autoconvocados en distintos puntos del país y también hay una red nacional. Entre otros nombres, están la Red Nacional de Productores Autoconvocados, Carpa Verde de La Pampa, Bell Ville, Altos Fierro, San Pedro, Guerrico-Pergamino, autoconvocados del NEA y el NOA, ruta 34 y A012, entre otros decenas de grupos fuertes en las provincias de la zona agrícola.

La comunicación para ellos es clave tanto al interior como hacia el exterior de los mismos grupos. “Cada una de las localidades representadas tiene un comunicador, que es el nexo entre la Red Nacional y el grupo de su zona”, cuentan los productores.

Sin Whatsapp, en 2008 empezaron comunicándose por mails. Después lo hicieron por Facebook y ahora apelan a Whatsapp. “El desarrollo de la tecnología nos va acompañando”, destacan.

El contacto es diario. Todo los días cruzan noticias “durante las épocas tranquilas”. Ahora viven “momentos álgidos” y van y vienen “cientos de mensajes por día”, describen.

A diferencia de las entidades tradicionales del agro, tienen una forma más flexible. “Funcionamos de una manera más rápida, no necesitamos tener que esperar a una reunión con delegados como hacen las entidades. Nosotros analizamos los temas a diario y cuando hay alguna inquietud emitimos un comunicado”, señalan.

Los autoconvocados han llegado a entablar una relación estrecha con expresidentes de la Mesa de Enlace, como Hugo Luis Biolcati, expresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), o Mario Llambías, expresidente de CRA

Los productores autoconvocados tuvieron un espacio propio en la tribuna de la Rural como un gesto de acercamiento y entendimiento. En 2012, en el último discurso de Biolcati como presidente de la Rural, los autoconvocados desplegaron una bandera que decía: “Porque tuviste huevos, gracias Hugo Luis”. Estaba firmada como “Autoconvocados de pie”. Luego le regalaron la bandera a Biolcati.

En ese momento, en la tribuna había unos óvalos de goma eva que luego entregaron a Luis Miguel Etchevehere, que sucedió a Biolcati en la Rural. “En vez de bastón presidencial, se los dimos a Luis Miguel Etchevehere para que pusiera lo mismo. Eran para defender al campo y a la República”, rememoran autoconvocados.

En los últimos años, los autoconvocados fueron protagonistas de otros hechos. Participaron en la fiscalización de elecciones, se cruzaron con el gobierno de Macri cuando en 2017 trascendió que iba a dejar la Comisión de Agricultura de Diputados en manos del kirchnerismo, rechazaron la vuelta de las retenciones en 2018 para trigo y maíz y hasta fustigaron a Nicolás Massot, exjefe del PRO en Diputados por un proyecto para expropiar tierras del INTA Marcos Juárez que tenía considerandos duros hacia el campo. “Conseguimos parar ese proyecto y que se retractara. También frenamos que le entregaran la Comisión de Agricultura al kirchnerismo”, recuerdan.

Algunos autoconvocados luego formaron entidades. Un ejemplo es la Asociación Civil Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor), que incluso hace exposiciones. Apronor realiza desde hoy un cese de comercialización en Tucumán en contra de cualquier suba de las retenciones.