Ganadería

Se mantuvieron niveles de faena de ganados jóvenes

Negocios dentro de cupo 481 explicarían niveles, según IPA.

Ganado vacuno en el campo. Foto El País.

Los negocios concretados por Uruguay en el marco de la cuota 481, el cupo de carne de alta calidad de la Unión Europea para ganados terminados a granos durante los últimos 100 días previos a la faena, estarían manteniendo el nivel de faena de los novillos de dos y cuatro dientes, así como de las vaquillonas.

Así lo explicó Esteban Montes, técnico del Instituto Plan Agropecuario (IPA) al analizar la faena de bovinos hasta noviembre, donde el total de vacunos que llegaron a frigoríficos es 6,1% inferior, comparado con igual período de 2018.

El volumen de novillos de dos y cuatro dientes faenado a la fecha citada anteriormente subió 3,1% más.

Montes consideró que el volumen de vaquillonas faenadas también está relacionado con el mercado interno. “Una posible explicación es que los buenos precios que se logran en la cuota 481 en la Unión Europea permiten que el negocio ‘cierre’ ante los altos valores que se están pagando por las haciendas a los productores”, reflexionó el técnico del IPA.

Ventaja. La cuota 481 es posible realizarla con animales nuevos y con una dieta energética en base a granos, durante el último período de terminación, pero la mayoría del ciclo productivo se hace sobre pasturas. “También se atrasó la producción forrajera de las pasturas mejoradas debido a las condiciones climáticas, por lo que la explosión productiva de primavera se produjo recién durante la segunda quincena de octubre”, explicó Montes.

Este hecho, causó un atraso en las terminaciones de animales engordados a pasto, lo que tuvo como consecuencia una oferta escasa de animales prontos para frigoríficos.

El técnico del IPA recordó que durante el presente año y hasta el pasado 30 de noviembre, la faena total de vacunos es 6,1% inferior comparando con el mismo período del año 2018, baja que representa unas 130.000 cabezas menos. Pero el ritmo de faena durante el primer semestre del año se venía manteniendo respecto al mismo período de 2018, aunque en el segundo semestre disminuyó 13,8%.

En su análisis, publicado en la página del IPA, Montes aclaró que “la faena tiene diferentes números si se analiza por categoría”. Y en ese sentido consideró que durante el primer semestre de este año, en caso de las vacas, “el nivel fue 12.1% superior frente al primer semestre del 2018 y la de vaquillonas fue prácticamente similar”.

Mientras tanto en ese período, “la faena de novillos fue un 7.4% inferior al mismo período de 2018 y en novillos hubo también diferencias notorias de acuerdo a su edad”, agregó.

Semanal. La faena de vacunos de la última semana se ubicó en 46.584 cabezas, 0,7% menos comparado con la anterior semana que sumó 46.904 animales. Frente a la misma semana del año pasado, la actividad bajó 2.871 reses.

En la última semana ingresaron a las plantas frigoríficas 21.485 novillos y 24.326 vientres, distribuidos en 15.497 vacas y 8.829 vaquillonas.

Cuatro industrias superaron las 4.000 reses faenadas. Frigorífico Las Piedras se ubicó en primera posición con 4.471 cabezas. Seguido por Frigorífico Tacuarembó (Marfrig), Frigorífico Carrasco (Minerva) y Frigorífico BPU (NH Foods).

Noviembre cerró con una faena de 189.493 reses, 16,6% menos que el mismo mes del 2018. En total se procesaron 84.040 novillos, 68.665 vacas y 32.803 vaquillonas.