Ganadería

Mattos: “La cadena de la carne no puede funcionar bien si hay un perjudicado” 

El nuevo Presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC) aseguró que la exportación de ganado en pie “es muy necesaria”, pero afirmó que “no es sustentable” un ritmo exportador de 400 mil animales al año.

Fernando Mattos, presidente del Instituto Nacional de Carnes.

El nuevo presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Fernando Mattos, comentó a Rurales El País que su rol, como delegado del Poder Ejecutivo, es “mantener el equilibrio entre los intereses” y “respaldar y apoyar el funcionamiento y fortalecimiento de la cadena de la carne, generando confianza”.

Mattos aseguró que “la cadena de la carne existe y es larga”, aunque consideró que “pueden haber momentos donde los engranajes no estén funcionando”.

Y lo explicó con una analogía: “Cuando no funciona bien es como una caja de cambios, si está cascado un engranaje hará ruido y no funcionará bien. Además no puede funcionar uno bien en perjuicio del otro, la caja debe trabajar en armonía, equilibrar intereses y generar confianza”.

Por tanto, afirmó que el Poder Ejecutivo en el Instituto Nacional de Carnes “debe brindar el marco general para que estos engranajes estén funcionando bien lubricados, en armonía y al máximo rendimiento”.

“Siempre fui constructor y quise tender puentes, y se debe tener claro que en la cadena de la carne somos interdependientes: no va a existir el éxito en el productor con una industria débil, ni tampoco con un productor débil y una industria fuerte”, resaltó.

Mattos afirmó que “hay que dejar de lado la pelea por el precio del ganado y la desconfianza, temas que INAC dedicó mucha energía durante un largo tiempo y dejó de lado la generación del valor del producto”. Y sumó: “Necesitamos que la carne vacuna de Uruguay valga más en el exterior y la cadena de valor en su conjunto gane”.

Exportación en pie.

El Presidente del Instituto Nacional de Carnes aseguró que “la exportación de ganado en pie es necesaria porque hace a la formación del precio del ternero”, y dentro de la larga cadena de la carne, “el primer eslabón es el criador, y si éste no recibe el beneficio de la formación del precio del producto que vende, no habrá estímulos para producir terneros, y por tanto no habrá en el futuro suficiente ganado para faena”.

Mattos agregó que la exportación de ganado en pie “permite que no haya un mercado cautivo como hubo durante tantos años, que si se producían muchos terneros bajaba el precio y si se producían pocos subía”.

Pero agregó: “No me gustan las regulaciones, aunque también debemos entender que no era sustentable el ritmo de exportación de ganado en pie que se verificó en el país donde superaron las 400 mil cabezas al año, el 30% de la generación de machos”.

Al mismo tiempo, el Presidente del INAC aseguró que “todos debemos propender para que el producto generado en el país salga con el mayor valor agregado posible y la carne con el mayor factor de industrialización”.

Tercera balanza.

El pago del ganado en tercera balanza, un asunto que ha sido planteado por los productores en varias oportunidades, “no es un tema que me inquiete”. Y sumó: “Dentro de la libertad comercial que debe existir, se puede acordar el pago del ganado en la balanza que se entienda mejor, están los más diversos sistemas de comercialización de animales”.

Sin embargo, Mattos dijo que el día de mañana “podemos avanzar en un pago más allá de la cuarta balanza. Hay países más evolucionados en que algunas empresas tienen remuneración carcasa por carcasa, y después va a un proceso de desosado donde existe el rendimiento carnicero que proporciona el porcentaje de músculo en relación al hueso del animal”.

Y cerró: “Son todas cuestiones de confianza que se deben trabajar en conjunto para avanzar en una remuneración más justa y premiando la calidad de los animales”.