Ganadería

INAC prevé que China compre más

Stocks de carne se consumirán y esperan se reactive mercado a fines de febrero o marzo.

Conferencia de prensa INAC. Foto Leonardo Maine archivo El País.

Pablo Antúnez

La actual caída de 30% en los precios de la carne bovina que se exportó a China, donde se estima hay entre 33.000 y 35.000 toneladas peso carcasa por renegociar, “es coyuntural” y esperan una reactivación del mercado a fines del mes que viene o en marzo.

“Hay coincidencia total en que China aumentará sus importaciones de carnes respecto al año pasado, no a las tasas de 50%-60%, pero las aumentará. Seguirá siendo el principal importador de carne bovina del mundo, marcando las pautas del comercio y los precios en el mundo”, afirmó ayer Lautaro Pérez, gerente de Marketing del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

El jerarca, conjuntamente con el presidente de INAC Federico Stanham, brindaron detalles de una misión oficial que tomó el pulso al mercado la semana pasada —previo al Año Nuevo Lunar— y se reunió con importadores estatales y privados.

Según datos mencionados ayer por Stanham, hay entre 33.000 y 35.000 toneladas de carne peso carcasa con precios a renegociar e inclusos embarques abandonados. Tomando US$ 4.500 de promedio que valía la tonelada en diciembre y restándole el 30%, se deben renegociar entre US$ 43 millones y US$ 45 millones. Más allá de la pérdida, los importadores chinos están con atrasos en los pagos de entre cuatro y cinco semanas.

Eso alteró la agilidad del complejo cárnico, los ingresos que la industria frigorífica esperaba no están y encima serán menores por esa renegociación de los contratos cerrados.

Si bien China no desapareció como mercado y continúa siendo el principal para las exportaciones uruguayas de carne y menudencias, hay altos stocks de carne, subieron los precios y el consumo se retrajo.

“Cuando los precios se duplican o triplican, el consumo se retrae. Eso pasó desde fines de noviembre en adelante, cuando el consumo aumenta por el invierno y fin de año. Esa retracción enlenteció las ventas en el mercado chino. Las plantas de procesamiento, mayoristas y supermercados, empezaron a tener mayor lentitud en sus ventas”, dijo el gerente de Marketing de INAC, que estuvo reunido con empresas importadoras estatales y privadas en China. “Todo eso dificultó vender, cobrar y hacer frente a las importaciones”, explicó.

A esta situación, se sumó que en el último trimestre de 2019 China importó 528.000 toneladas de carne bovina (peso embarque). Al cierre de 2019 en total importó 1,66 millones de toneladas, fue 60% más que el año anterior, informó Pérez. La oferta creciente y la demanda retraída, hizo colapsar en China el sistema de cadena de frío y el sistema comercial. “Eso es lo que llevó, en parte, a la abrupta caída de precios (-30%)”, agregó el gerente de Marketing de INAC.

Por otro lado, el mercado mundial de carnes venía mal acostumbrado, porque los precios venían subiendo en China desde 2012 hasta ahora y los importadores del gigante asiático compraban toda la carne que podían para poder estar abastecidos.

Tanto Pérez como Stanham, sostienen que la tendencia de la baja de precios que se vio hasta ahora en el mercado, “parecería haber llegado a un piso, que hay que ver cómo se mueve pasado el Año Nuevo Lunar (que comienza el vienes)”.

Según el análisis de las autoridades del INAC, “digerir los actuales stocks de carne que tiene China llevará meses, probablemente hasta fines de abril”. Una vez que eso pase, los importadores comenzarán a planificar nuevamente sus compras. “Con la información de hoy, se puede esperar que haya una mayor fluidez en el mercado chino en pocos meses”, afirmaron el gerente de Marketing y el titular de INAC.

Qué pasó y por qué la suba de precios

– Se acentúa en julio/agosto de 2018 la peste porcina en China. En segundo semestre comenzó exportación fuerte de Uruguay a China, que controló el canal gris (ilegal). El precio promedio andaba en US$ 3.000 peso carcasa.

– A partir de 2019, se incrementaron volúmenes exportados y hubo precios altos. El faltante de cerdo estaba siendo más pronunciado y había mayor presión por el producto y el importador pagaba más caro.

– Los primeros meses de 2019 y hasta mayo en Sial China, los precios venían subiendo. En esa feria los valores estaban 5% por encima de lo que estaban en diciembre (precio promedio de todo lo que va a China, con y sin hueso).

– En junio de 2019, el valor de la tonelada subió 13% por encima de los valores de principio de año.

– En mayo o junio los precios de Uruguay estaban 20% respecto a los precios de principio de año. Valía US$ 3.600 la tonelada (datos INAC).

– En octubre y desde ahí cada mes subió más. En octubre el precio cerró 28% por encima de los valores de principio de año. En noviembre quedó 34% por encima y el gran pico fue la segunda semana de diciembre. Precio promedio de lo exportado por Uruguay fue 39% por encima. Estaba en US$ 4.300 la tonelada promedio equivalente peso canal. Fue algo pocas veces visto.