Ganadería

El mayor descenso del stock ovino se dio en las borregas

La categoría cayó 26,4% en un año y quedó en 288.749.

Oveja con corderos. 

El stock ovino descendió 0,24%, según la Declaración Jurada de Dicose 2019, divulgada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y aunque volvió a caer, como lo viene haciendo en los últimos años, la baja fue menor a la esperada.

Uruguay tiene ahora 6.320.722 ovinos contra los 6.336.091 que tenía en 2018 y la categoría con mayor baja este año fueron las borregas de dos a cuatro dientes. El stock de borregas con la dentición mencionada es de 288.749 cabezas y el año pasado había 392.504 cabezas.

El stock de cría en la producción ovina está siendo más joven, pues en las últimas zafras los productores se volcaron a encarnerar la mayor parte de corderas y borregas que estuvieran dando el peso necesario al momento del servicio. La máquina de cría en la ovinocultura está prácticamente sin cambios, ya que la caída en las ovejas de cría fue de apenas 0,9%. En 2019 hay 3.394.920 contra 3.427.763 cabezas.

El producto de esa mayor encarnerada también se reflejó en los números de Dicose 2019 en una baja leve (1,92%) de las ovejas de descarte que pasaron a ser 232.535 cabezas cuando en 2018 esta categoría estaba en 228.147 animales.

El stock de capones siguió cayendo, como en los últimos años. En el último ejercicio productivo que cerró el 30 de junio de 2019, la baja fue de 1,64%. Quedaron en 492.437 cabezas cuando a igual fecha, pero un año atrás eran 484.489.

Las corderas de diente de leche, futura reposición de la majada descendieron 8,93% y quedaron en 816.074 cabezas contra 749.133. Asimismo, el stock de corderos diente de leche cayó 8,93% y pasó a ser 816.074 cabezas contra 749.133 cabezas de 2018.

Los corderos y las corderas mamones bajaron 9,85%. El stock perdió 26.423 cabezas y quedó en 294.514 (el año pasado había 268.091 cabezas según Dicose 2018).

Hay menos carneros. En un año esta categoría cayó 2,45%. En 2019 hay 139.544 cabezas contra 143.054 cabezas de 2018.

Los predadores (rapaces, zorros y otros), los ataques de perros con y sin dueño contra las jaurías, así como el abigeato, son limitantes importantes que el rubro ovino deberá levantar para poder aprovechar las oportunidades que hoy le ofrecen a Uruguay los mercados. En el ovino el partido grande se juega a nivel de cortes con hueso y en ese sentido, sólo con Estados Unidos no se hace la diferencia. La apertura de Japón, México y a futuro Unión Europea e Israel, abren un camino más que promisorio a futuro.