Ganadería

Controles en frontera hicieron caer contrabando de zooterápicos

Cámara de Especialidades Veterinarias sostiene que se nota en comercios.

Vacunación.

Pablo Antúnez

Los controles aplicados por el gobierno en las fronteras están provocando una baja en el ingreso ilegal de específicos veterinarios desde Brasil y Argentina. “El contrabando bajó bastante”, afirmó a El País el presidente de la Cámara de Especialidades Veterinarias y director de Laboratorio Pasteur, José Mantero.

La gremial que agrupa a parte de los laboratorios elaboradores e importadores de zooterápicos venía reclamando estos controles desde hace años y más en épocas puntuales, cuando la relación cambiaria con Brasil era más notoria, profundizándose el ingreso ilegal de zooterápicos.

Mantero sostuvo que la militarización de la frontera no sólo permitió desmantelar operaciones con drogas, sino todo el contrabando masivo, abarcando también a los productos usados en la sanidad animal.

Lo que más preocupa a las autoridades y empresarios uruguayos, es el ingreso ilegal de algunos específicos veterinarios cuyo uso “está prohibido en Uruguay o directamente no están autorizados por razones de inocuidad comercial”, afirmó el vocero de la Cámara de Especialidades Veterinarias.

Si bien en Argentina o Brasil esos principios activos son utilizados, Uruguay tiene mercados con otras exigencias y exporta en otras condiciones, por lo que la inocuidad de residuos es fundamental.

“Muchos mercados en los que Uruguay está vendiendo su carne vacuna están pidiendo que no aparezcan esos residuos. Incluso se dan casos de productos que en Uruguay están habilitados, pero en los países vecinos tienen un tiempo de espera un poco menor, lo que genera confusiones. Los productos que acá no se permiten vender eran los que más entraban ilegalmente”, admitió Mantero.

Agregó que esa restricción de uso, “no se debe a problemas de eficacia”, sino “a restricciones de los mercados. Cuando las limitaciones son grandes se prohibe y por eso es que no hay algunos principios activos que en países vecinos se usan”.

En consecuencia, el uso de productos prohibidos, si bien puede ahorrar dinero a algunos productores, es causante de un daño enorme a la producción ganadera local.

El año pasado las ventas de específicos zooterápicos mostraron una caída de 3%, medidas en dólares, frente a las registradas en 2018. Las empresas sostienen que esa baja se debió, en parte al contrabando y también por la baja de precios de algunos específicos en particular, afectando así el mercado.

Por eso, buscando concientizar a los productores acerca de los peligros que acarrea el contrabando y uso ilegal de algunos fármacos, la Cámara de Especialidades Veterinaria organizó algunas charlas informativas, centralizándose en grupos de productores y zonas donde una determinada parasitosis podía generar problemas y tentaba más.

A su vez, cabe recordar que en el mundo, las técnicas analíticas y las tecnologías para controlar los residuos en carne y otros productos, crecen y se modernizan rápidamente, haciéndose cada vez más fácil la detección trazas mínimas en los embarques. Muchos países compradores también buscan prever y ajustan al mínimo el límite de residuos permitidos, obligando a mayores controles previos al embarque. Uruguay, como proveedor confiable, tiene que cumplir las exigencias establecidas por los mercados si quiere mantenerlos y que sigan confiando en sus certificaciones oficiales.