Ganadería

China va recuperando su producción suína

Según informe del USDA, crecimiento será cercano a 9,5%.

Cerdos en corrales.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estimó en un segundo informe anual que la producción de cerdos de China se recuperará 9,5% en 2020 y 2021.

En cuanto a la producción de cerdo, detalló que el número de casos oficiales de peste porcina africana notificados por China disminuyó significativamente desde el segundo trimestre de 2020.

Según publicó el portal Eurocarne, fuentes oficiales y de la industria de China coinciden en que las inversiones en medidas de bioseguridad y cadena de suministro, tomadas principalmente por empresas porcinas más grandes, han sido en gran medida efectivas para controlar la peste porcina africana propagada.

Además, el apoyo de la política del gobierno ha estimulado positivamente la recuperación de los cerdos, dando como resultado un crecimiento continuo de los inventarios ganaderos en la primera mitad de 2020.

El USDA prevé que esta expansión continúe en 2021. Las previsiones para el año próximo comenzarán el inventario de cerdas en 31 millones de cabezas y 2021 terminando el inventario de cerdos en 370 millones de cabezas, equivalente a más del 80% del nivel previo a la expansión de la PPA.

Producción. Respecto a la producción de carne de cerdo, las cifras de 2020 serán las más bajas con cerca de 38 millones de toneladas debido también a la debilidad de la demanda interna, pero se espera que para 2021 crezca en un 9% hasta los 41,5 millones de toneladas conforme se recupere el censo porcino.

Sobre las importaciones, se espera que en 2020 sean de 4,3 millones de toneladas, en niveles de récord, pero caerían en un 14% en 2021 hasta los 3,7 millones de toneladas ante la subida de la oferta nacional.

La covid-19 continúa restringiendo directa e indirectamente las importaciones de carne de cerdo, incluido el gobierno chino que toma medidas regulatorias contra las instalaciones extranjeras. Las políticas opacas de China hacia las carnes importadas crearán una cantidad significativa de incertidumbre comercial entre la industria cárnica.

Carne vacuna. Se espera que siga creciendo en 2021 tras las fuertes ganancias que ha obtenido este sector en 2019 y 2020. Pero el incremento de los costes productivos y la disponibilidad de importaciones a precios inferiores limitarán la expansión de la producción nacional de carne de vacuno.

Por ello, la producción en 2021 se espera que alcance los 6,9 millones de t. Si bien COVID-19 afectó a algunos mataderos e instalaciones de distribución, la principal limitación para el aumento de la producción fue la escasa demanda. La desaceleración en el sector foodservice debido a COVID-19 ha debilitado significativamente la

Demanda. Si bien la mayoría de las empresas han reabierto en China, los vientos en contra económicos que plantea COVID-19 continuarán afectando la demanda.

Importaciones. Respecto a las importaciones de carne bovina desde China, pese al cierre del sector foodservice en los tres primeros meses de 2020, en el primer semestre se han alcanzado los 4,3 millones de toneladas. Pero para 2021 se espera que la covid-19 siga teniendo un gran papel en la marcha de las importaciones tanto por la demanda con posibles cierres de restaurantes, como para la oferta local.

Al igual que la carne de cerdo, las autoridades chinas han implementado una serie de nuevos requisitos comerciales relacionados con la covid-19, que crearán una cantidad significativa de incertidumbre comercial entre la industria cárnica.

Combinados, estos factores contribuirán a reducir las importaciones de carne vacuna en 2021, a 2,7 millones de toneladas.