Campos

Precio promedio de la tierra volvió a subir en 2017, según datos de DIEA

Valor promedio fue US$ 3.712 y subió 10% frente a 2016

Campo en Tacuarembó.

Pablo Antúnez.

El precio promedio de la hectárea de campo vendida en Uruguay  volvió a subir en 2017 y recuperó parte de la caída que había tenido en 2016 respecto a un año antes. Según la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca se registraron 1.139 operaciones de compra venta de campos el año pasado por US$ 694,2 millones (50,9% más que en 2016), el más alto desde 2014.

El año pasado, el precio promedio por hectárea fue de US$ 3.712, un 10% más que 2016 cuando el valor promedio había sido de US$ 3.400 por hectárea (había perdido 6% respecto a 2015).

En los últimos 18 años, según la elaboración de la DIEA de la serie “Precios de la Tierra”, se hicieron 37.042 operaciones, abarcando un total de 8.163.000 de hectáreas por un monto total de US$ 12,852 millones. El valor promedio por hectárea para ese período es US$ 1.574, con precios extremos de US$ 386 que correspondieron a 2002 y US$ 3.934 que se registraron en 2014.

En 2017, los departamentos con más superficie vendida fueron Cerro Largo, Florida y Lavalleja y entre todos acumulan casi 66.000 hectáreas y US$ 238 millones, que representan alrededor de 35% y 34% de los totales respectivos del año. Como ya es tradicional, los suelos de mayor potencial productivo —Soriano, San José y Colonia—  fueron los más caros, con valores que van desde US$ 5.600 a US$ 6.200 por hectárea. A su vez, el precio promedio más bajo fue US$ 1.786 por hectárea y correspondió al departamento de Artigas.

En cuanto al monto, Cerro Largo lideró con ventas de campos por US$ 95,6 millones, seguido de Florida con              US$ 79,7 millones y Paysandú con US$ 77,3 millones.

Superficie. Históricamente, las ventas de campos de entre 10 y 100 hectáreas son las que registran mayor número de operaciones, aunque representan el 15% de la superficie transada; los predios mayores a 2.000 hectáreas concentran el 36% de la superficie vendida y el 37% del monto operado, según mostró el relevamiento.

La DIEA aclaró que si bien no se observa una asociación clara entre la escala de superficie y el precio, se constata que el promedio de venta más bajo se registró en campos de entre 201 y 500 hectáreas —fue US$ 3.097 por hectárea—, mientras que las operaciones de compra venta de 10 a 100 hectáreas fueron las que lograron el mayor precio promedio: US$ 4.099.

Otros datos. Analizando los datos de la DIEA por precio de venta, entre US$ 3.001 y US$ 4.000 por hectárea es donde se acumulan tanto el mayor número de operaciones de compra venta como de superficie —fueron 82.518 hectáreas—, representando el 44% del área vendida y un monto total de US$ 295 millones.

“Estas transacciones presentan la superficie promedio más alta (497 hectáreas), triplicando el promedio general”, explicó el informe.

En la evolución histórica que hizo la fuente de referencia,  es claro que 2016 fue el año que registró el menor número de operaciones de compra venta, acompañado de la menor superficie comercializada —136.000 hectáreas— y un monto total que habría que remontarse a 2003 y 2004 para poder lograr valores similares.

El mayor volumen de tierras se vendió entre 2003 y 2008, donde 760.000 hectáreas anuales cambiaron de dueño, según muestra la serie de la DIEA. Contrariamente, en los últimos cuatro años, el mercado de compraventa  de tierras de uso agropecuario cayó a un promedio de 169.000 hectáreas anuales.

En 2014 se completaron 13 años ininterrumpidos de suba en el precio promedio por hectárea de campos vendidas. En 2015 y 2016 el precio promedio se retrajo, aunque se mantuvo por encima de los US$ 3.000 por hectárea que venía teniendo desde 2011. En 2017 el precio promedio se recuperó a tal punto, que es el segundo más alto (tras 2014) de la serie que elabora DIEA.

Rurales EL PAIS