Caballos

“Al camino y buena suerte”; larga la Marcha de los Criollos

Hoy comienza, en Melo, la Prueba de Selección de Criollos, denominada Pablo Furest. Durante 15 días recorrerán 750 km para mostrar resistencia, rusticidad y recuperación de la raza.

Foto: Fagner Almeida.

Pablo D. Mestre.

Al camino y buena suerte. Desde hoy, y durante 15 días, los caballos Criollos volverán a demostrar las condiciones que los distinguen en la Prueba de Selección que significa la Marcha Funcional de Caballos Criollos.

Los 57 binomios representando a cabañas de todo el país, recorrerán 750 km. en las próximas dos semanas para probar, una vez más, la resistencia, rusticidad y poder de recuperación de la raza.
Pero, y como forma de adaptarse a la evolución genética de la raza, esta Prueba de comportamiento se “aggiornó” y modificó parte del reglamento.

En la etapa 8, aseguró Diego de Brum, que antes corrían 10 leguas (50 km), 7 en la mañana y 3 en la tarde, sobre 20 Km la legua, ahora se bajó a 17 la legua de mañana y tarde. Y en la etapa 10, la famosa “Lima Sorda”, que comprende 10 leguas de mañana y 6 de tarde, antes era a 25 minutos la legua y ahora se ajustó a 22 minutos.
De Brum, director de la Comisión de Marchas, aseguró que “tuvimos un planteo de los criadores más veteranos que vieron que la preparación ya no es igual que las de antes”. Y por eso “se trató de apretar un poco más la mano”. Dijo que están mejor los animales en función de la selección que se viene aplicando, “merced a lo cual hay hijas y nietas de yeguas ya probadas”.

Otro punto que se ha ajustado es en cuanto a la alimentación de los caballos, básicamente porque en los lugares donde se disputa, “a veces no tenemos suficiente campo disponible, por lo cual se está complementando con fardos”.

Esto, aclaró, no va en contra del espíritu, la esencia de la Marcha, “el tema es que a veces se nos pone medio bravo el tema en los lugares, en las Agropecuarias locales, que no disponen de tanto campo como antes”, dijo. Y aclaró que este tema está en el reglamento desde hace años en cuanto a la posibilidad de dar fardos y se aplicó. “No hubo cambios”.

Herramienta. Para De Brum, la esencia de la Marcha Funcional es la misma de siempre: es una herramienta de selección. “Por eso nos adaptamos”, dijo. El criador aseguró que “es una prueba de comportamiento y cada cabaña lo tomará según su visión”.

Es más, sostuvo que “sigue siendo la única prueba objetiva que tiene la raza Criolla”. Y aclaró que “lo es porque es tiempo y distancia, el que llega primero es el que la gana en las dos categorías (de mayores y menores de 7 años).

Diego de Brum, que desde el año 2007 integra la Comisión de Marchas junto con Gonzalo Pepe, dijo que “en estos últimos años se ha notado que la preparación de los caballos ha mejorado mucho”.

Uno de los factores que influyeron para ello quizás fue que “la Sociedad incursionó en el Enduro, lo que ha ayudado mucho a que los animales lleguen mejor preparados a la Marcha”.

Agregó que “refleja también el avance de la selección genética”. Y aseguró que “para la gente que empieza a criar hoy, tienen más herramientas que las de hace 30 o 40 años atrás”. Es relevante por cuanto hay mucha gente nueva que participa de la Marcha, “hay mucho usuario, que es lo que alimenta la prueba, junto con las tradicionales cabañas”.

En cuanto a los jinetes, además de los “veteranos” como José María del Campo, Gonzalo Souza, Elder Dorneiles o Juan González, como siempre la Marcha reunirá a mucho jóvenes “y eso es buena cosa, que las nuevas generaciones se integren”, dijo De Brum.

Esta edición de Melo, lleva el nombre de Pablo Furest. “Hace varios años que tanto la Comisión Directiva y la de Marcha hace el reconocimiento en vida a los criadores que han aportado mucho a la raza, tal el caso de Furest”, afirmó De Brum.

Los comisarios son: Jorge Kemaid e Ignacio Cortina, veterinarios: Francisco Acereza y Patricia Gini.

“Debemos agradecer a la agremiación de Criadores de Cerro Largo, presidida por Juan José Costa Fraga y a la Asociación Agropecuaria de Cerro Largo, por todo el apoyo”, finalizó el presidente de Marchas.