agro

La situación arancelaria de Uruguay y el Mercosur frente al mundo

La situación actual arancelaria uruguaya es común a la del resto del Mercosur: todos están un escalón por debajo en términos de ventajas arancelarias respecto a competidores como  Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Estados Unidos y México

“Los países del Mercosur hemos quedado en una situación desventajosa frente a los competidores. La cadena cárnica paga US$ 200 millones anuales en aranceles”, dijo el Jefe de Acceso e Inteligencia de Mercado en INAC, Álvaro Pereira.

Según el economista los chinos “son los más manejables” porque si bien se pagan muchos aranceles en el gigante asiático, “no es la peor situación”.  “Hay países donde los aranceles nos impiden participar”, señaló.

El principal mercado es China, en donde Uruguay, Argentina y Brasil ingresan mediante un arancel de 12%. En este mercado, el que mayor ventaja tiene es Nueva Zelanda que no paga arancel. Australia paga un 3%, pero va en camino a pagar 0%.  Además del arancel, hay que tener en cuenta la distancia que encarece el flete y también los días de vida útil que le queda a los distintos productos cuando llegan a Shangai.

Japón, dijo, es un ejemplo emblemático de cómo las gestiones sanitarias y las gestiones arancelarias deben ir de la mano. El comercio que se concreta en Japón es de una magnitud baja, menor a 1% del total de la cadena cárnica, dado que el arancel que se paga es de 38,5%. Los competidores corren con una ventaja de 15 puntos, pagan 25% y están en una trayectoria de desgravación que va a terminar en 9%.

El caso de Corea del Sur “es aún más grave”. El arancel de los competidores es de 0% y la diferencia con Uruguay hoy es de 20 puntos, pero cuando termine el proceso de desgravación, la ventaja será de 40 puntos. “Es muy difícil hacer negocios en estas condiciones”, aseguró.

En Estados Unidos, Uruguay tiene una cuota -de más de 20 años- de 20 mil toneladas. La misma permite hacer buenos negocios, pero es muy pequeña y se agota rápidamente. El arancel con cuota es de 1% extra cuota es de 20%. “Siempre queda la sensación de que se puede exportar más”, señaló Pereira.

Finalmente, mencionó que Reino Unido es un mercado nuevo, separado de la UE, que se manifiesta aperturista. A modo de ejemplo, mencionó el acuerdo entre Reino Unido y Australia. Es un mercado que importa mucha carne de mucho valor.