Publicidad

Repuntan los precios de la soja y el maíz en la primera semana del año

Los precios de la soja volvieron a subir al cierre del viernes en la Bolsa de Chicago, luego de tres jornadas de bajas

soja_b
Soja.

Los precios de la soja volvieron a subir al cierre del viernes en la Bolsa de Chicago, luego de tres jornadas de bajas. Para la entrega en marzo, la soja aumentó US$ 7,99 y quedó en US$ 548,40 por tonelada. Mientras que para la entrega en marzo sumó US$ 7,71 y se ubicó en US$ 550,60 por tonelada.

Según la consultora Granar, este repunte en la última rueda de la semana se debe a la falta de humedad en amplias zonas agrícolas de Argentina, por lo que se recortó del 8 al 10% la proporción de la oleaginosa en estado excelente/bueno.

Asimismo, sostienen que, en los estados de Santa Catarina, y principalmente Rio Grande del Sur (Brasil), persiste el clima seco. Como consecuencia, en Brasil redujeron las expectativas de cosecha de 154,53 millones de toneladas a 153,37 millones de toneladas.

Sin embargo, los números reflejan que pese a este último repunte, los precios de la soja terminaron con un balance semanal negativo.

Maíz. Los precios del maíz se elevaron después de cinco ruedas seguidas en baja. Tanto para la entrega en marzo, como para la venta en mayo, quedó en US$ 257,47 por tonelada.

Entre los factores que permitieron este leve repunte, desde Granar mencionaron las malas condiciones vigentes para los cultivos en Argentina y en Río Grande del Sur (Brasil).

Sobre este punto, señalan que las lluvias previstas para la segunda mitad de la próxima semana serán insuficientes para revertir el déficit hídrico actual en estas zonas productivas. Como consecuencia, las expectativas de rendimientos se recortaron en ambos países.

Extraído de: Valor Agro

Si bien es un momento de buenos valores, "con ese rendimiento la cuenta es negativa”
Como habitualmente sucede, el inicio se dio en el norte del país, en las chacras de los sucesores de Julio Pinczak
Respaldado en un incremento de precios de las materias primas y posibilidades de financiación, productores renovaron cosechadoras, tractores y sembradoras
INIA aclaró que la carga encontrada en los cultivos es baja
Es productor agropecuario y fue presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz y de FUCREA. Dice que el sector arrocero ha tenido “una evolución brutal y el productor es arriesgado”, y recordó las negociaciones por el precio con Ricardo Ferrés como duras, pero leales: “era un tipo con una menta privilegiada y muy razonable para conversar”. Gigena dijo que se pueden aprovechar mejor los campos y llevar la producción de carne al doble, y para eso es clave invertir en fertilizantes, praderas y aguadas.
Se esperan buenos rendimientos, pero el costo por hectárea trepó en un 30% para ubicarse en los US$ 1.500
Las cotizaciones se ven presionadas ante las expectativas de lluvia en las áreas de cultivo de Argentina
"Se sintió la seca primaveral en que los kilos de uva producidos irán a la baja, pero lo positivo es que estamos frente a una vendimia de excelente calidad", expresó Gutiérrez. La vendimia 2023 está en marcha, y como aprendizaje respecto a las medidas de contingencia, las bodegas requieren también de riego en los casos que se pueda.
El vicepresidente de INIA e investigador del IRI en la Universidad de Columbia expresó de qué forma se pueden establecer las predicciones meteorológicas, aclarando que entre el pronóstico del tiempo (de hoy a 5 o 6 días) y las tendencias climáticas para la próxima estación (aproximadamente 3 meses), es muy difícil pronosticar a ciencia cierta lo que puede suceder con las lluvias, por eso importantes institutos del mundo están invirtiendo mucho dinero para achicar esa brecha. En el caso de Uruguay y el tercer año Niña consecutivo, Baethgen afirmó que no hay humedad en la atmósfera, si bien las tormentas de verano no son fenómenos de gran escala y de golpe pueden caer 50 milímetros, y “te cambia todo”. A su vez, esta seca se está notando más que los anteriores porque empezó más temprano: “en setiembre ya se veía el déficit hídrico en los suelos de Uruguay”.
El agricultor de Soriano expresó que el déficit hídrico está afectando más a las pasturas que a los cultivos, pero hay muchas chacras donde los cultivos de invierno aprovecharon la poca agua que quedaba.
El productor arrocero dijo que se va a llegar al fin del riego porque se tomaron precauciones por encima del promedio, y expresó la voluntad de la gremial de “prosperar con proyectos de represas multiprediales”.
La buena humedad en la siembra proporcionó una ventaja

Publicidad

Publicidad