Agricultura

Fucrea mostró pérdidas de 81 millones de dólares en cultivos

Productores que son arrendatarios con los resultados en rojo.

 

En la presentación de resultados y márgenes, en la Jornada Cultivos de Invierno de Fucrea, quedó claro el peso impositivo y del costo de la tierra sobre los resultados, además de sugerir seguros de precio-rendimiento para trigo y cebada como forma de estimular la producción que da sustentabilidad al sistema.

Según Monitor Agrícola, aunque con márgenes todavía negativos para los cultivos de invierno 2018/2019, el doble cultivo es el que presentará mejores resultados en la próxima campaña agrícola.

Según los datos presentados en la jornada, para la zafra 2017/2018 el rendimiento del trigo en los productores de Fucrea fue de 2.605 kilos por hectárea, 22% por debajo del promedio desde 2009/2019. En la cebada la productividad de 2.934 kilos/ha fue 9% inferior al promedio.

Para la colza el rinde de 1.398 kilos/ha fue 13% inferior al promedio desde el ciclo 2012/2013.

Según los datos de Fucrea, el resultado neto (con arrendamiento) fue negativo en US$ 232/ha para el trigo con un rojo de US$ 160/ha para la cebada y de US$ 185/ha para la colza.

Para la zafra 2017/2018 -cultivos de invierno y de verano- se proyectó un resultado negativo agrícola de US$ 183 por hectárea contra una ganancia de US$ 173/ha del ciclo anterior. El peor resultado estuvo en la soja de primera con un rojo que superó los US$ 200/ha. La rotación que perdió menos fue la cebada- soja de segunda.

Los datos mostraron una pérdida en cultivos de invierno de US$ 81 millones con una recaudación ficta de impuestos del orden de US$ 33 millones e ingresos para los dueños de la tierra en torno a US$ 41 millones. A su vez, las proyecciones para el rendimiento apunta a 1.622 kilos/ha para la soja de primera y de 1.579 kilos/ha para la de segunda.

Para la primera el rinde fue 48% inferior a la zafra pasada y 34% más baja que el promedio desde 2007/2008 con la menor productividad para ese período. Para la soja de segunda el rinde fue 40% inferior al ciclo anterior y 18% por debajo del promedio desde 2007/2008 siendo la menor productividad para ese período.

Para los cultivos de invierno Fucrea estimó un aumento de 1,4% en el costo directo para trigo, de 1,6% para la colza y de 0,9% para la cebada.
Para la soja de primera asumiendo un rendimiento promedio y un precio de US$ 360/t el resultado neto sería positivo en US$ 82/ha. Para la de segunda con productividad promedio y un precio de US$ 360/t el margen llegaría a US$ 205/ha.

Rurales EL PAIS