Lechería

Tamberos con expectativas de más subas en el mercado internacional

Remisión de leche en lo que va del mes ha caído un 10%.

La licitación de Fonterra de ayer marcó una tendencia de equilibrio y algo favorable para posibles subas a futuro; sin embargo, los precios promedios siguen siendo bajos en comparación a años anteriores.

El vicepresidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Néstor Cabrera, comentó que las subas que se han dado no han sido importantes pero están marcando señales para arriba que siempre son positivas. “Venimos en un equilibrio bastante positivo pero tenemos la expectativa de que la situación mejore”.

La leche en polvo entera, principal producto exportado por Uruguay, es el lácteo que viene haciendo una mejor performance en el mercado internacional. En solamente tres meses logró despegarse en US$ 362 del piso del año y ayer superó sin inconvenientes los dos mil dólares por tonelada.

Las señales de fonterra han sido claras en las últimas cuatro licitaciones, con tres subas y una sola baja en el precio medio de los productos. Por tanto, los precios parecen empezar a mostrarle una sonrisa a los productores, teniendo en cuenta algunas repercusiones del Congreso Panamericano de la Leche realizado en Chile donde afirmaron que el segundo semestre será más prometedor en cuanto a valores debido a la baja de stock en el mundo.

Remisión. Cabrera señaló que hubo una caída importante en la remisión de leche a las industrias cercana al 10% de acuerdo a lo que va del mes. “Un poco estábamos esperando la caída por la situación climática que se había dado, que en el momento no impactó demasiado pero después sí hubo muchos problemas de salud en los animales que tuvo mucho que ver”.

Explicó que esta caída se va a ir corrigiendo en el correr de los días en la medida que se pueda empezar a pastorear un poco más y la caminaría comience a mejorar. “No sabemos si vamos a llegar a los niveles de producción de otros años teniendo en cuenta la situación que venimos viviendo con productores que económicamente están complicados y no pueden hacer las inversiones necesarias para mantener el equilibrio”, remarcó el directivo.  

En cuanto al forraje, Néstor Cabrera dijo que quedan muchas reservas por hacer y se observan muchas maquinarias sembrando. De todos modos, explicó que se ha perdido calidad en los granos de sorgo y la logística de alimentación está difícil porque no se han podido acomodar toda la infraestructura.

Rurales EL PAIS