Rurales El Suplemento

Sebastián Ariano: “Se debe potenciar el vino junto a la carne”

El productor vitivinícola de Fucrea aseguró que “se viene de años difíciles para producir por los altos costos. Todos los que estamos en el sector productivo e industrial nos vemos afectados en ese sentido”.

Sebastián Ariano, productor vitivinícola Crea.

Martín Olaverry | [email protected]

– ¿Cómo se evalúa el ejercicio que acaba de cerrar para las empresas vitivinícolas de Fucrea?

– El año agrícola fue excelente, de los mejores años. Lo que para algunas actividades es negativo, como ser la falta de agua principalmente en la etapa final de la maduración de la uva, a los productores de vinos nos resultó muy bien porque logramos una sanidad excepcional. A su vez hubo una amplitud térmica bastante buena que favoreció al color y la maduración organoléptica de la uva; sinceramente fue de las mejores vendimias de los últimos tiempos.

– Eso con respecto a la producción y el resultado de calidad, pero cómo está la realidad global de las empresas.

– El negocio viene de años bastantes difíciles, en el sentido que Uruguay tiene costos muy altos para producir. Todos los que estamos en el sector productivo e industrial nos vemos afectados en ese sentido. Sinceramente se ha hecho difícil. Puntualmente en este año teníamos buenas expectativas porque la cosecha fue buenísima y la calidad de los vinos excelente. A nivel de la exportación los Grupos Crea han sido pioneros, la mayoría de las bodegas que exportan vinos al mundo integramos Fucrea y hay una conciencia en el sector de salir al exterior, dado que el mercado local es chico y tenemos una calidad de vinos que el mundo demanda. Es necesario sumar más fuerzas para desarrollar mayores actividades de promoción y hacer conocer el vino en los mercados, que si bien hay un camino largo recorrido, siempre es clave seguir profundizando y tratar de llegar más al consumidor final, que es a quien más le cuesta conocer que Uruguay produce vinos finos de calidad.

– La exportación siempre está enfocada en vinos finos…

– Sí, siempre hablando de vinos finos en botella de ¾ de litro con marca país. Es importante remarcar que la exportación de vinos es de las pocas actividades de Uruguay que va viaja a la mesa de consumidores de 51 países con una marca nacional.

– ¿Cómo observa los mercados mundiales?

– Con la pandemia de Coronavirus se ha enlentecido la programación anual, pero tenemos claro que el camino está en mejorar la presencia en los destinos del mundo. El principal comprador, desde hace varios años, es Brasil. Después los Estados Unidos y México. También aparecen otros países con una participación menor. Sin embargo, Brasil tiene un porcentaje muy alto de la presencia exportadora de Uruguay.

– ¿Cómo se desafía la producción y exportación de vinos finos de Uruguay?

– Hace muchos años que con un grupo de bodegas participamos de ferias internacionales de vinos y se realizan diversas acciones. Esas estratégicas se deben profundizar con actividades más periódicas. Hace dos semanas, en una reunión de Fucrea, nos reunimos con el futuro Embajador de Uruguay en Brasil y nos pidió la impresión del mercado brasileño. Estos acercamientos son muy positivos. También vemos una oportunidad de hacer un trabajo en conjunto con la carne nacional, principalmente en Brasil, un país que tiene consumidores que asocian directamente el vino uruguayo con la carne, y es muy bueno. Por ejemplo, en los últimos años el turismo en el país ha crecido, en especial por brasileños que llegan a visitar bodegas y comer carne. Entonces, es un camino muy atractivo para hacer juntos.

– ¿Por qué es importante que la bodega conforme Fucrea?

– Nuestra empresa integra el Grupo Crea Ing. Luis Fernández que tiene cuarenta años y, realmente, ha aportado mucho. Han pasado generaciones de mi familia y en todo momento se unen esfuerzos para resolver problemas técnicos que son relevantes. El movimiento Crea ha sido fundamental para la reconversión vitivinícola con nuevos vides importados libres de virus e implementando nuevas técnicas. Es un movimiento que va a la modernidad y podemos contemplar los logros alcanzados en vinos de calidad exportables. Siempre miramos para adelante, apostando a la calidad y la sustentabilidad en la cadena; queremos vivir de esto por muchos años más.