Región

Kicillof busca seducir al campo argentino: dijo no tener prejuicios al sector

“Ningún impuesto sirve si funde a alguien o lo empobrece”, dijo el candidato a Gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Kicillof habló y contestó preguntas de los delegados de la entidad Fuente: La Nación (GDA).

La Nación (GDA) | “Ningún impuesto sirve si funde a alguien o lo empobrece”, dijo Axel Kicillof ante un centenar de referentes y delegados de sociedades rurales de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).

El candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos participó hoy de la 6° Agrojornadas Políticas de Carbap y propuso al sector una Mesa Tributaria para discutir las cuestiones impositivas del campo.

Al evento también asistió la gobernadora María Eugenia Vidal, aunque no llegó a cruzarse con quien, en caso de que vuelvan a darse los resultados de las PASO, será su sucesor en la provincia. En la jornada también presentaron sus propuestas para el campo los otros candidatos a gobernadores provinciales, Eduardo Bucca, de Consenso Federal, y Gustavo Álvarez, del Frente Nos.

Kicillof aseguró que es necesario “pensar formas para no ahogar a la actividad productiva”. En este sentido explicó que los impuestos tienen que tener alguna proporcionalidad con la capacidad productiva y señaló que existen tributos injustos y demasiado elevados que terminan generando distorsiones, aunque no especificó a cuáles se refería. “Un impuesto no razonable no es un impuesto, es una exacción”, definió.

Durante la charla, el economista prometió una política productiva que contemple a todos los sectores y explicó que llevaría adelante políticas segmentadas y focalizadas que tendrán en cuenta la ubicación, la productividad y la infraestructura de cada rubro.

El diputado nacional aprovechó la ocasión para negar que tenga prevista llevar adelante una reforma agraria. “Son cosas que forman parte de la campaña negativa que es para espantar a determinados votantes”, añadió.

Si bien aclaró en reiteradas ocasiones que los resultados de las elecciones fueron de las PASO y que aún no se realizaron las definitivas, pidió más comunicación entre su eventual gobierno y el campo. “Debería ser un camino de elevación de propuestas y programas permanentes. Que la Gobernación pueda consensuar con ustedes algunas cosas y llegar a la mayor cantidad de acuerdos posibles”, agregó refiriéndose a Carbap.

Si bien la exposición se dio en un ambiente receptivo, Kicillof hizo mención a la tensa relación que existió entre el kirchnerismo y el campo, y afirmó: “No hay ningún sector productivo del que yo sienta que tengo un prejuicio o un problema”.

La promesa de Vidal. Por su parte, y de cara a 2020, Vidal prometió que el agro tendrá Ingresos Brutos 0 en su próxima gestión. Respecto a otro tipo de tributos, la gobernadora cuestionó el impuesto a la herencia y aclaró que están buscando derogarlo.

“Si no lo hicimos es porque en los últimos dos años entramos en una situación más crítica en la provincia”. A su vez, admitió que “no sería serio” comprometerse a bajar el impuesto Inmobiliario Rural, pero sí declaró que podría conformarse una mesa de diálogo y consenso para debatir estos temas.

En relación a otras propuestas, indicó que seguirán trabajando para expandir las líneas de crédito y el plan de infraestructura. “Con este nivel de inversión podemos afirmar que en los próximos cuatro años pondremos en valor toda la red vial provincial”, agregó.

Además, y aunque no dio detalles, propuso cambiar el ciclo de calendario escolar rural para vincularlo al ciclo productivo. La gobernadora enumeró las políticas en materia de agro que se llevaron adelante durante su gestión, como el plan vial, la creación del Ministerio de Agroindustria, los créditos del Banco de la Provincia de Buenos Aires, la agilización y simplificación de trámites, y la inversión en infraestructura y en obras hidráulicas. “Nos paramos hoy en un lugar mejor que cuando nos encontramos en 2015”, aseguró.