Región

Aftosa: Paraná dejará de vacunar

Se postulará ante OIE el año que viene y piensa llegar en 2021


Pablo Antúnez

Paraná se prepara para cesar la vacunación del rodeo bovino contra fiebre aftosa. La meta es plantear ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) que sea declarado como zona libre de la enfermedad pero sin vacuna y recibir ese título, de manos del organismo que regula la política sanitaria en el mundo, en mayo de 2021.

Esta semana, la ministra brasileña de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA), Tereza Cristina, exhortó al sector público, privado y productivo “a trabajar unidos”. Consideró que “la sanidad animal en Brasil debe continuar evolucionando, el productor rural debe cumplir su papel, el Estado debe fiscalizar y educar, las Federaciones deben promover el emprendedurismo, mientras que el MAPA debe trabajar en la apertura de mercados”.

Los próximos pasos de Paraná son ampliar los mecanismos de vigilancia con georeferenciamiento e inteligencia estratégica, para impedir cualquier reintroducción del virus causante de la fiebre aftosa. “Nada de recibir visitas de otras partes del mundo sin un protocolo adecuado”, advirtió Cristina.

Desde el MAPA se monitoreará todo el estado para ver cómo funcionan los puestos de fiscalización y luego se reconocerá el Estado como libre de aftosa sin vacuna, etapa prevista en el Plan Estratégico 2017/2026 del Programa Hemisférico de Erradicación de Fiebre Aftosa.

Según el jefe de la División de Fiebre Aftosa del MAPA, Diego Viali dos Santos, las dosis de vacunas estoqueadas en Paraná serán remanejadas por otros estados. “Sin la vacunación, el productor paranaense va a economizar cerca de 20 millones de reales al año, valor equivalente a la adquisición de las vacunas, sin incluir los demás costos asociados al manejo de los animales”.

No habrá modificaciones en el tránsito de animales, productos y subproductos de origen animal provenientes o destinados a Paraná hasta el próximo 31 de diciembre. A partir del 2020 quedará prohibido el ingreso a Paraná de animales vacunados contra aftosa. Posteriormente, cuando el estado sea reconocido oficialmente como libre de fiebre aftosa sin vacuna se impondrán otras reglas sanitarias para preservar ese status.

Otros estados brasileños, incluido el vecino Rio Grande do Sul, van a continuar el camino de Paraná y se postularán como libres de fiebre aftosa sin vacunación. Hoy sólo Santa Catarina tiene esa categoría ante OIE.