Plazarural

En Plazarural se vendieron 23.696 vacunos, el 95%

El Consorcio cerró el año logrando el 62% de las ventas por pantalla y anuncia varias herramientas nuevas para el 2020.

En Plazarural se vuelve costumbre lo extraordinario. Con esa afirmación Alejandro Zambrano Zerbino definió lo que para él significa el consorcio de firmas rematadoras que ayer finalizó su 215º remate dispersando 23.696 vacunos, el 95% de lo ofertado.

“Pese a todo lo que se hablaba en la previa por falta de agua en algunas zonas o ajuste del gordo, se dio un gran remate con agilidad, y en el cual hasta subieron los promedios de los novillos formados, de los ganados preñados y de las vaquillonas de más de 2 años”.

Para Zambrano se dan algunas de las situaciones atípicas “que se generan en nuestros eventos y que remate a remate no dejaron de sorprendernos durante todo el 2019”.

Consultado sobre los motivos y razones para que ello se dé, dijo que son muchas, “pero bajo dos máximas que definen al grupo: laburo y creatividad.

Costumbre.

El 2019 fue un año muy bueno y en él “se volvió costumbre lo distinto” en Plazarural. Por ejemplo, enumeró, “que se venda entre el 95 al 100% de lo ofertado, que la ternera valga más que el ternero, que todos los remates tengan alguna novedad, como en este la calculadora de los fletes, o antes el seguro, antes la pre oferta y varios que ya tenemos pensados instrumentar en 2020”.

Por eso Zambrano dijo que “lo excepcional se hace rutina en Plazarural” y afirmó que en este remate volvió a sorprender el grupo. “Cuando todas las fichas estaban puestas que fuera una venta con ajuste fuerte de valores y con un porcentaje más bajo de colocación, se equilibraron las cosas e hicimos un remate muy bueno, dispersando 23.696 cabezas, el 95% del total, lo que es siempre desafiante”.

El presidente del grupo consideró que “no es negocio esquivar a Plazarural, pues al final los negocios son más rentables porque hay buenos ganados, que se compran utilizando las variadas herramientas, respaldados por un trabajo serio y siempre actualizado de los inspectores que son parte de eso que no se ve, pero que suma. Es como un iceberg donde sólo el 10% está visible, pero el resto es lo que le da fortaleza”.

Una vez más destacó al grupo de trabajo, “la institucionalidad en un grupo donde los dueños son un grupo de competidores, pero donde el éxito está dado por el trabajo de todos, porque los que dejan de hacer algo porque no pueden por distancia o tiempo, están involucrados dejando hacer a los que sí pueden y es fundamental”. Y destacó que “siempre prima el interés común sobre el individual”. Destacando que “el grupo está siempre queriendo generar mejor ámbito para que se dé el encuentro entre oferta y demanda, más allá de los precios que siempre los pone el mercado y es sano que así sea”.

Eso, agregó Zambrano, son las cosas que hacen que este fuera el 4º mejor año de Plazarural en ventas, “un año donde pasamos del 55 a más del 60% de las ventas por pantalla en el país”. Que además, “ayudados por el mercado ganadero, fue el año de mejor facturación de Plazarural”.

No obstante ello, dijo que Plazarural “trasciende a una venta virtual de ganado”, ofreciendo al mercado distintas herramientas para uso diario de los productores ganaderos”.

Finalmente, Alejandro Zambrano anunció que “en febrero volveremos con todo y ya poniendo en marcha un paquete de nuevas herramientas que sin dudas beneficiarán a todo el mercado”.

Gran año.

“Inmejorable manera de terminar el año, vendiendo prácticamente 24.000 reses en tres días”, sostuvo el Ing. Agr. Fernando Indarte Gianoni.

El director de Indarte y Cía dijo que si bien hubo correcciones en algunas categorías, en torno al 5%, lo que estimó “totalmente normal”, porque “hay varias de ellas que copian el comportamiento del ganado gordo y otras que estaban más pesadas, como los terneros que valieron 20 centavos menos, pero había un solo lote de menos de 140 kilos, por lo que al bulto quedaron valiendo más que el remate del mes pasado”.

Para Indarte la categoría protagonista del remate fue la de piezas de cría, “con más de 8.300 cabezas comercializadas, en un hecho histórico, y además me llamó la atención que desde el primero al último lote, nunca aflojaron los interesados y la puja”. Había lotes que se vendían en 80 dólares más que el arranque y con 4 o 5, hasta 7 personas picando.

Destacó además el 95% de venta, asegurando que “lo que no se vendió, tuvo oferta, pero había gente que tenía pretensiones por sus ganados, que no encontraron a la demanda”. Al respecto afirmó: “nos encargan vender los ganados y tener los compradores, a veces las pretensiones son un poco altas y no lo avala el mercado”.

Para Indarte, en el año 2019, “Plazarural pasó de tener el 55% de l mercado de pantallas a tener el 62% efectivamente vendido”. Dijo que fue un año espectacular para el grupo, “por lo que hay que felicitar a todo el grupo que hace posible que esto salga con éxito”.

Destacó que siguió innovando Plazarural, “los ganados quedan asegurados tanto en el campo del vendedor, como en el del comprador. Los seguros se van a generalizar. Otro mecanismo innovador, con costo asumido por Plazarural”.

Además, analizó que “contrariamente a que la invernada subió mucho, lo hizo menos que la cría, en este año la gente apostó a criar, lo que es buena cosa para la ganadería”. Y dijo que “con la demanda del exterior es fundamental que produzcamos más terneros”.

En ese sentido, consideró que el 2020 “va a seguir con la misma tendencia de demanda del exterior. Con la aparición de China en cualquier commoditie los precios se valoran para siempre, no vuelven atrás”.

Dijo que “el año que viene Uruguay tiene asegurada la colocación y buenos valores”. Y agregó: “la frutilla de la torta sería hacer TLC con China, para evitar el pago de aranceles, por eso confiamos que el gobierno que entra en marzo le dé importancia a estos temas”. Resumiendo que “lo mejor está por venir sin dudas”.