Publicidad

Protocolo de carne a China, analizado entre INAC y MGAP

Mattos, Buffa y Maldonado estuvieron en la Junta: la industria quiere renegociar el acuerdo

puerto de montevideo
Puerto de Montevideo.
Manuela García Pintos.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, acompañado del SubSecretario Ignacio Buffa y la Directora General de la Secretaría de Estado, Fernanda Maldonado, se reunió ayer con la Junta Directiva del Instituto Nacional de Carnes (INAC) para escuchar las distintas opiniones sobre el protocolo que rige las exportaciones de carne a China.

Desde el MGAP existe la intención de renegociar algunos puntos específicos, apuntando a que puedan incrementar los negocios y mejorar el acceso de la carne uruguaya y las menudencias. A nivel de la Junta Directiva, según supo Rurales El País, las gremiales de la industria frigorífica muestran la necesidad de que Uruguay renegocie algunos puntos del protocolo sanitario, pero las gremiales de los productores consideran que el actual protocolo -Uruguay lo viene cumpliendo desde hace varios años- no ha sido un impedimento al momento de exportar, porque China continúa siendo el principal mercado para la carne bovina, ovina y menudencias.

A su vez, ayer Acceso e Inteligencia de Mercado del INAC, publicó el informe con los aranceles que pagó la cadena cárnica en 2022. Hubo un crecimiento de US$ 10 millones respecto al año anterior en el volumen de aranceles pagados, que llegó a US$ 316 millones. China se mantuvo como el mercado donde la carne bovina uruguaya paga la mayor parte de sus aranceles, representando 59% del monto total. Eso se debe al volumen colocado en ese destino. Le siguen en relevancia la Unión Europea, Estados Unidos y Japón.

El incremento del monto pagado por aranceles en 2022, según el informe, está relacionado con el incremento del valor exportado a Estados Unidos sin preferencias arancelarias: el volumen colocado por fuera de cuota pasó de 18 mil toneladas en 2021 a 22 mil en 2022. Además, el valor promedio de cada tonelada exportada por fuera de cuota aumentó 10%, remarcó el informe del INAC.

La carne bovina marcó un nuevo récord, tanto en exportaciones como en los aranceles pagados en el resto del mundo: el año pasado superó los US$ 2600 millones exportados y enfrentó una carga arancelaria de US$ 316 millones. A su vez, la carne ovina pagó US$ 7 millones, cifra 60% inferior a la enfrentada en 2921. Esta caída está directamente relacionada a la disminución de las colocaciones en China, que pasaron de US$ 97 millones en 2021 a US$ 40 millones en 2022. Cabe recordar que Uruguay enfrenta un arancel “por defecto” en este mercado que ronda el 15% según el producto específico.

En el segmento de menudencias se registra una situación particular: mientras que el valor exportado se redujo 15% respecto a 2021, la carga arancelaria se mantuvo en los US$ 15 millones (igual a 2021). Esto se debe a que se redirigieron exportaciones a destinos donde está expuesto a aranceles más altos (Corea del Sur y Tailandia).

La venta N°288 de Plaza Rural, con más de 22.000 vacunos ofertados, se destacó por su dinamismo y estabilidad en precios a pesar de condiciones climáticas adversas

Publicidad

Publicidad