Lanas

Lana acondicionada tuvo precios más despegados

Zafra difícil con diferencias de entre US$ 0,50 y US$1,30/kg.

Lana en fábricas.

La Unión de Consignatarios y Rematadores de Lana del Uruguay presentó los resultados de los precios promedio de la zafra lanera 2019/20, donde al igual que en años anteriores hubo diferencias notorias entre lotes acondicionados y los no seguían esos parámetros.

Los valores publicados corresponden a las diferentes categorías durante el período 01/06/2019 y el 31 de mayo de 2020, sobre la base de los negocios realizados por las firmas asociadas.

Los rematadores y consignatarios de lana sostuvo que “lo más importante “fue la diferencia de precios que existió entre los distintos tipos de cosecha dentro de un mismo rango de micronajes, principalmente, pero no exclusivamente, entre la lana cosechada sin ningún tipo de acondicionamiento y la lana que es cosechada y acondicionada por empresas acreditadas por el Secretariado Uruguayo de la Lana y otorgan la grifa verde”, explicó en un comunicado.

En el sector de lanas de 22,9 y más finas, no hay registros de lanas sin acondicionar comercializadas por las firmas integrantes de la gremial. Respecto a la diferencia de precios entre grifa verde y grifa celeste, a medida que es más fina la diferencia es más amplia y se ubica en un rango de US$ 0,50 y hasta US$ 1,30 por kilo.

Las lanas en el sector de 23 a 23,9 micras acondicionadas grifa verde, tomando los promedios de todo el período, se pagaron US$ 1,16 por kilo más que las lanas sin acondicionar y casi US$ 0,70 más que las lanas acondicionadas grifa celeste.

En el sector de lanas de 28 a 28,9 micras, también hubo diferencia, pero la misma fue menor. Las lanas cosechadas grifa verde se pagaron en promedio US$ 0,64 más que las no acondicionadas y US$ 0,24 más que la grifa celeste.

La gremial de la Cámara Mercantil de Productos del País explicó que la zafra 2019/20 fue muy peculiar, debido a que ha sido afectada por diferentes eventos prácticamente de sus inicios. “Después de haber transcurrido por una de las mejores zafras (2018/19) en cuanto a los altos valores, incluso algunas categorías obteniendo cotizaciones récords, no fue fácil adecuarse a una nueva realidad, que además fue cambiante mes a mes, pero principalmente muy complicada durante el último trimestre”, explicó la Unión de Consignatarios y Rematadores de Lana del Uruguay.

Entre los acontecimientos atípicos estuvieron la sequía en Australia, que afectó la calidad de las lanas en algunas zonas y golpeó a los productores económicamente. A eso se sumó la guerra comercial entre China y Estados Unidos que le pegó al mercado del textil, “al sufrir los exportadores chinos la aplicación de aranceles de importación para varios de sus productos al querer ingresar a Estados Unidos y los textiles no estuvieron ajenos, pero afectando en general a la economía del gigante asiático, provocando también una disminución de sus compras de materia prima”.

Los incendios forestales en Australia, agregaron también otro elemento de preocupación para algunos productores. En Uruguay, país tomador de precios, la situación tampoco fue fácil y si bien no se tienen cifras concretas, ha quedado una parte de la zafra cosechada durante el año 2019 y en algunos casos en años anteriores sin comercializar.

La Unión de Consignatarios y Rematadores de Lana recomendó a los productores que acondicionen las lanas, principalmente con empresas acreditadas por el SUL, grifa verde o en su defecto grifa amarilla. a su vez, remarcó la importancia que tiene para el productor, además de una lana bien acondicionada, el conocer objetivamente los datos de su lana para comercializarla mejor.