Ganadería

Japón con más consumo de carne

Director de Aichi Uruguay dijo que “puede haber potencial de crecimiento importante”.

Pablo Antúnez

La carne bovina uruguaya, desosada y madurada, al igual que las hamburguesas, sigue abriéndose caminos en el mercado japonés y apuesta a seguir creciendo, en el marco de un trabajo de promoción a largo plazo.

“El consumidor recibió el producto muy bien y hay cada vez más gente que busca cortes magros”, aseguró a El País Masashi Kato, principal de la exportadora e importadora Aichi Uruguay. La empresa es también la impulsora en Uruguay de la importación de cortes Wagyu, la raza japonesa que produce la carne más cara y única del mundo.

Después de 19 años de negociaciones sanitarias, Uruguay logró retomar las exportaciones de carne vacuna a ese destino a partir del 7 de febrero de 2019, esta vez habilitado para cortes desosados y madurados, cuando hasta el año 2000 -previo a su cierre-, se enviaba carne con hueso e incluso algunas menudencias como lenguas bovinas. Los primeros embarques de prueba llegaron a suelo nipón alrededor del 21 de febrero y los exportadores e importadores, tuvieron la posibilidad de estrechar los lazos comerciales en la Feria Foodex 2019, celebrada muy cerca de la ciudad de Tokyo.
Sato sostiene que los japoneses apuestan a comer más carne magra porque “van viendo esos cortes que entran de otros países. Es carne totalmente diferente a la de Wagyu, que tiene un marmoleo (nivel de grasa intramuscular) muy superior. Son productos bien diferentes”.

El director de Aichi Uruguay aseguró que en su país “el consumo de carne bovina va en aumento, en detrimento del consumo de pescado que se mantiene o incluso va cayendo un poco”. Es importante señalar que Japón es uno de los principales consumidores de pescado del mundo.

La carne bovina uruguaya que ingresa Aichi Uruguay va directamente al circuito gastronómico. “Hemos enviado la carne uruguaya a empresas que tienen restaurantes y cadenas de hamburgueserías, entre otros negocios, de tal modo que se puedan vender todos los cortes y vendemos todos los cortes”, aseguró el empresario nipón que lleva más de 40 años en Uruguay.
Sato recordó que cuando se abrió el mercado japonés para la carne bovina uruguaya, el actual ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, sostuvo que el ingreso de este producto “representaba el principio del intercambio, no sólo económico, sino también cultural” y “así fue”.

El director de Aichi Uruguay estimó en su diálogo con El País que “puede haber un potencial de crecimiento importante en la exportación de carne uruguaya” y consideró que el ingreso es una apuesta a largo plazo para poder posicionar y potenciar al producto a nivel de los consumidores. Todavía hace falta fortalecer la imagen de la carne uruguaya a nivel de los consumidores y eso lleva su tiempo, por más que Uruguay cuente con todo el rodeo bovino trazado y eso permite saber la historia del animal desde que nace hasta que es faenado y se transforma en cortes que terminan en un plato en el restaurante o en la góndola de un supermercado.

Apuesta. A su vez, la industria frigorífica, donde muchas empresas venden directo a empresas japonesas, incluso llegando con hamburguesas -Japón es uno de los países con mayor consumo de hamburguesas-, apuestan fuerte a este mercado e intentan ampliar el set de cortes a colocar.

En suelo nipón, un importador tiene en marcha una campaña de promoción con carne bovina uruguaya a nivel de supermercados. Esa promoción abarca cuatro supermercados de una cooperativa llamada CGC y crecerá a 27 locales.

Los importadores japoneses son fuertes compradores de carne para procesar, pero también se envían cortes de alto valor para el circuito de restaurantes, tipo boutique, donde la carne es una delicatesen.

Semanas atrás, el CEO de NH Foods, Daniel de Mattos, reconoció en su diálogo con El País que las exportaciones al mercado japonés están teniendo un comienzo lento.
NH Foods es un grupo de capitales nipones muy fuerte que opera desde Uruguay el frigorífico BPU Meat Uruguay. De Mattos consideró que el flujo de negocios “se podría llegar a acelerar en la medida que haya más ganado en la primavera”.

El CEO de NH Foods consideró que, a futuro, el crecimiento de los volúmenes de carne vacuna uruguaya enviados a este destino, dependerán mucho de cómo sean los precios de Oceanía, porque Uruguay “ingresa con un arancel muy alto, pero en la medida que seamos competitivos en precio, vamos a seguir exportando”.

De Mattos recordó que Japón y otros destinos asiáticos, “son mercados que hacen relaciones comerciales de largo plazo”.