Ganadería

Apuntan a elevar oferta de corderos para EE.UU.

Habilitan más compartimentos ovinos de alta bioseguridad para exportar cortes con hueso.

Embarque de Frigorífico San Jacinto. Foto: El País.

Pablo Antúnez

Uruguay ya tiene ocho compartimentos ovinos con alta bioseguridad habilitados por la Dirección General de Servicios Ganaderos (MGAP) y otros dos en vías de instrumentación o cumpliendo con los requisitos para su habilitación.

La meta es elevar la producción de corderos y poder aprovechar los buenos precios para los animales procedentes de esta figura sanitaria, que tienen por destino la exportación de carne ovina con hueso a EE.UU.. El mercado se habilitó el 12 de octubre de 2017 y hasta ahora se mantuvo un flujo constante de embarques, aunque en volúmenes no tan grandes. La carne ovina uruguaya se vende en Filadelfia y Nueva York, pero hay posibilidades de que entre en otros Estados.

Según confirmó a El País el Dr. Jorge Bonino Morlán, asesor privado e integrantes de la delegación uruguaya ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), “en Paysandú, en la zona de las termas de San Nicolás —límite con Salto—, se habilitó otro compartimento ovino de alta bioseguridad y en Cerro Largo, hay dos en proceso”.

El profesional explicó que en este último caso “se hizo toda la inspección, identificación y extracción de sangre para el ingreso de los primeros corderos”.

Se trata de los compartimentos “El Polaco”, muy cerca de Fraile Muerto y “Mi Capricho”, en Ruta 7, rumbo a Aceguá. En ambos casos, los primeros corderos ingresan en el correr de la presente semana.

En paralelo están habilitados e incluso con varios embarques de corderos, los compartimentos: Cerro Colorado (SUL), ; Colonia “San Gabriel”, perteneciente al Instituto Nacional de Colonización y otras instituciones; “Santa Leopoldina” (San José); Egaña y Lombardi.

“Esos tienen animales adentro, están cumpliendo los tiempos establecidos por la normativa, mandaron animales a faena y pueden seguir produciendo corderos para exportar carne con hueso”, explicó Bonino.

Pedidos. Los interesados en poner en macha esta figura, continúan creciendo, explicó el asesor privado Jorge Bonino Morlán.

En su caso, atiende interesados en Cuatro Tréboles, en la zona de Tres Árboles, hay dos en Canelones que agruparán a pequeños productores y otro en Flores. A su vez, el compartimento “Ibirapitá” en la localidad de Palma Sola, está pronto y entrarán los primeros corderos para engorde sobre finales de julio.

Los frigoríficos, tienen una demanda importante por corderos producidos en los compartimentos ovinos y los precios son por demás atractivos. “La relación costo beneficio justifica la instalación del compartimento ovino de alta bioseguridad”, afirmó Bonino.

Los dos frigoríficos que están exportando carne ovina con hueso a Estados Unidos piden carcasas de hasta 18 kilos y ofrecen 25% más por corderos y 5% adicional por compromiso de embarque en octubre (en un caso). La otra empresa ofrece 20% más sobre el valor del cordero, más 5% por compromiso de embarque. La oferta precisa crecer para apuntalar la demanda existente.

Más allá de Estados Unidos se presentó información a Japón, para que comience el análisis de riesgo para el ingreso de carne ovina con hueso y se siguen las gestiones con la Unión Europea, el gran mercado para los ovinos, buscando derribar las barreras que impone ese bloque, escudándose en aspectos sanitarios que con el compartimento no tienen validez.