Forestación

Forestación en Uruguay apunta al control biológico de plagas

Liberan avispa que evita daños económicos en los cultivos.

Conferencia de prensa en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Foto: Sociedad de Productores Forestales en Twitter.

La forestación uruguaya también apuesta al control biológico de plagas, mejorando la producción y evitando residuos que compliquen los mercados. La avispa galladora del eucalipto (L. invasa) , plaga que retrasa la producción e incrementa el descarte de plantines en los viveros forestales, tiene los días contados .

A través de un trabajo conjunto entre el sector público y el privado, se introdujo en Uruguay un enemigo natural. Es otra avispa (S. neseri) y se alimenta de las larvas de la avispa plaga. Este enemigo natural se introdujo en Uruguay en febrero, bajo responsabilidad de la Dirección General Forestal y la Dirección General de Sanidad Agrícola, ambas dependencias del MGAP. Es el segundo ingreso de un agente de control biológico realizado en el marco de una cooperación institucional establecida por el Cecope, junto con otro agente que controla la chinche del eucalipto. El Cecope es el Comité Ejecutivo de Coordinación en materia de plagas y enfermedades que afectan a las plantaciones forestales. Está integrado por la Dirección General Forestal, Servicios Agrícolas, Sociedad de Productores Forestales y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria.

En el marco de la presentación del proyecto, en rueda de prensa celebrada en la sede del MGAP, el director de Servicios Agrícolas, Federico Montes recordó que Uruguay hace mucho que viene trabajando con controladores biológicos, pero sostuvo que esa herramienta, tiene algunos requisitos importantes. “Hay que tener mucha paciencia para desarrollar una herramienta que sea validada en el campo y que se transforme en una herramienta más a la hora del manejo de una plantación. Creo que esa es la seriedad con que encaró Uruguay el control biológico de plagas”, afirmó Montes.

A su vez, el representante de la Sociedad de Productores Forestales, Jorge Martínez, dijo que “se están dando un paso importante y ese paso nos tiene que alentar a seguir, porque las plagas no esperan, causan daños y perjuicios económicos”.

Tanto el titular de la Dirección Foresta, Pedro Soust, como el gerente de innovación y comunicación de INIA, Miguel Sierra, remarcaron la importancia de la coordinación y el trabajo entre las distintas instituciones y alentaron a seguir adelante.