Expo Prado

Comenzó una Expo Prado “de encuentros”

Generar “conciencia agropecuaria” para poder salir adelante

 

Con más de 550 stand y puestos de ventas de insumos, servicios y productos y 1.600 animales de todas las especies y razas, quedó inaugurada ayer la Expo Prado 2018, organizada por la Asociación Rural del Uruguay (ARU), buscando unir el campo con la ciudad y mostrando las raíces de un país agroexportador como Uruguay.

La Banda de la Fuerza Aérea y el coro de primaria “Paulina Sastre de Pons” le dieron color al acto inaugural, acompañado de los primeros reproductores que ya están alojados en el predio, donde fueron dos los oradores: Ing. Agr. Gerardo García Pintos, vicepresidente de la Asociación Rural del Uruguay y el intendente de Montevideo, Daniel Martínez.
El vicepresidente de la Asociación Rural del Uruguay reafirmó que la Expo Prado “es un lugar de encuentros”, más que de desencuentros, porque “une” al campo con la ciudad, con la agroindustria, con los servicios, con los extranjeros, siendo visitada por entre 400.000 y 500.000 personas de todas las clases sociales.

García Pintos mostró con cifras el potencial de puestos de trabajo que genera la muestra ganadera más importante del país. “Son entre 7.000 y 8.000 personas, entre empleados de la ARU, trabajadores zafrales y cabañeros” que están preparando los ejemplares todo el año para mostrar la genética de elite que distingue a Uruguay.

Remarcó la importancia de generar “conciencia agropecuaria” y explicó las razones por las que la ARU acompaña al gobierno en el proyecto que apunta a ese fin. “Precisamos generar conciencia agropecuaria y agroexportadora para que el país salga adelante”, destacó el orador que representó a la institución organizadora que “desde hace 147 años viene generando esa conciencia agropecuaria”. Agradeció el esfuerzo de los cabañeros y expositores y auguró que “la Expo Prado nos una una vez más”.

A su vez, el intendente de Montevideo, Ing. Daniel Martínez, también destacó esa necesidad de generar conciencia agropecuaria: “cuanto nos falta para entender que tenemos que tender puentes”, reflexionó.

Martínez dijo que la muestra “es la esencia misma de Uruguay”, porque “une ciudad y campo. Permite recordar las experiencias del interior” y mostrar que “es un mismo pueblo con los mismos problemas”. Asimismo definió al país “como una ciudad puerto con vocación exportadora”, porque el 85% delos productos exportados provienen de la agroindustria. El jerarca de gobierno recordó que los países que mejoraron su ingreso per cápita “lo hicieron cuidando su producción primaria”.

Homenajes. Como en años anteriores, no faltaron los homenajes. El conductor de la ceremonia de apertura y comunicador Juan Carlos López, intentó mostrar lo que a su criterio se conoce poco, aunque esté a 15 minutos de la capital.

La homenajeada fue Leo, una artista francesa que vive hace 10 años en 25 de Agosto, formó su atelier y enseñó a pintar en ese pueblo. Pintó murales en 50 casas durante 8 años, en agradecimiento a la gente que le dio tanto cariño y ahora piensa hacer una recorrida por establecimientos de Colonia y San José, para continuar pintando más murales.

Con la misma pasión que mostró sus obras en Estados Unidos o Europa, ahora está exhibiendo algunos de sus cuadros en la Expo Prado, junto a muchos de sus alumnos. “Me encantó vivir en Uruguay. La primera vez que vine, una de mis vecinas golpeó mi puerta con una flor para darme la bienvenida. Ese pueblo me atrapó”, declaró sin reparos.

Rurales EL PAIS