Economía

¿Qué tan cerca está el cierre del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea?

Cautela ante una posible concreción del acuerdo; Francia siembra dudas.

Cancela destacó que la UE significa para Uruguay y el Mercosur un mercado “sumamente importante”. Foto: archivo El País

La capital de Bélgica, Bruselas, sigue siendo testigo de las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur que buscan cerrar un esperado acuerdo de libre comercio que permitiría que ambos bloques amplíen su acceso a mercados.

Especialistas en comercio exterior y autoridades de ambos bloques han manifestado en las últimas semanas que el acuerdo está cerca de concretarse aunque hasta el momento eso no ha ocurrido. Hoy continúan las negociaciones entre los cancilleres del Mercosur y los comisarios europeos.

Fuentes del gobierno dijeron a El País aún falta para cerrar el acuerdo y esperaban tener hoy un panorama más claro.

Entre las principales interrogantes se encuentra el sector agrícola, la oferta europea para el ingreso de carne vacuna, así como la protección de determinados productos europeos como el azúcar y los automóviles en el Mercosur.

A esto se le sumó otra incógnita de la mano del presidente francés, Emmanuel Macron, quien ayer dijo que si Brasil abandona el acuerdo climático de París, Francia no podría firmar un acuerdo comercial con el Mercosur. No sería la primera vez que Francia se opusiera al cierre de un acuerdo por este tema. A principios de este año el país votó en contra de la apertura de las negociaciones comerciales entre la UE y Estados Unidos, debido a la decisión del gobierno de Donald Trump de abandonar el acuerdo climático.

Respecto a las implicancias que podría llegar a tener el acuerdo entre ambos bloques, El País consultó a José Luis Cancela, embajador y representante de Uruguay ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), quien señaló que el cierre del acuerdo sería “una noticia muy positiva”.

Asimismo, el embajador destacó que la UE significa para Uruguay y el Mercosur un mercado “sumamente importante, no solamente porque es uno de los destinos de exportación principales de la región y de Uruguay, sino porque además las condiciones de acceso al mercado son de las más favorables para la economía nacional, sobretodo por precio y por calidad”.

Datos de comercio entre la Unión Europea y el Mercosur. Foto: AFP.

Según Cancela la concreción del acuerdo es “particularmente importante” dada la coyuntura actual caracterizada por el “fortalecimiento de los vínculos entre regiones que tienen una clara apuesta por el Estado de derecho y el sistema multilateral”.

Un acuerdo de libre comercio entre ambos bloques permitiría -según Cancela- que los países del Mercosur puedan beneficiarse del acceso a bienes producidos en “una de las principales economías del mundo” y acceder a una relación calidad-precio “muy beneficiosa”.

Al ser consultado respecto de si la firma del acuerdo puede ser entendida por el resto del mundo comercial como una señal política, Cancela manifestó que “sería una señal de fortalecimiento y de reafirmación de compromiso con el sistema de comercio multilateral”.

A nivel local, la reticencia a la concreción del acuerdo entre ambos bloques tiene que ver con que algunos sectores de la actividad económica consideran que sus operaciones pueden verse afectadas. La región no es ajena a esto, sectores como el del vino o el automotriz en Argentina también manifestaron su desconfianza.

Respecto de este tema Cancela dijo que “cualquier proceso de liberalización comercial, sea a nivel regional o universal, implica una relocación de recursos” en favorecimiento de los sectores más competitivos y “en detrimento de los menos competitivos”.

Según el embajador, el país ya atravesó ese proceso (de reestructuración de la economía) y “los mayores costos Uruguay ya los pagó” cuando se creó el Mercosur, dado que ese hecho “implicó una reasignación de recursos” y sectores que en su momento eran importantes dejaron de serlo. “Uruguay acá tiene un crédito a su favor”, defendió Cancela y añadió que el país “puede decir con orgullo que ya pasó ese proceso”.

Días atrás, la Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación de Uruguay (Camacoes), organizó un debate del que participaron el ex canciller uruguayo Enrique Iglesias y los embajadores en Uruguay de España, José Javier Gómez-Llera y García Nava, y de la UE, Karl-Otto Konig.

Mercosur y UE. Foto: AFP

En dicha ocasión, el embajador de España en Uruguay señaló que “la UE es el primer inversor (en Mercosur) y tropieza con fuertes barreras arancelarias”, por lo que se coarta “un alto potencial de comercio” y dijo que sería “imperdonable” dejar pasar la posibilidad de un acuerdo entre ambos bloques.

Por su parte, Iglesias manifestó su opinión contraria a la de algunos políticos uruguayos que han pedido la salida del país del Mercosur y sugirió“aprovechar esa unión”.

Con información de EFE y Reuters.