Campos

En 2017 creció 40% la superficie de tierra arrendada y un 8% el valor promedio

El precio promedio por hectárea fue 8% más alto que en 2016 y aún así fue el 2° más bajo en nueve años.

Campos en Uruguay. Foto: BBC.

En 2017 los contratos de arrendamiento de tierras para uso agropecuario crecieron 45% respecto a 2016 y totalizaron 2.768. Eso implicó que la superficie arrendada llegara a 908.442 hectáreas, 40% más que el año previo, según el informe Arrendamientos 2017 de la serie Precio de la Tierra que divulgó ayer la Oficina de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

A su vez, la superficie arrendada durante 2017 fue la mayor desde 2012.

El monto total de las operaciones fue de US$ 110,4 millones, “con un precio promedio de US$ 122 por hectárea al año, lo que muestra un aumento del 8% con respecto al precio medio de los contratos inscriptos en el año 2016”, indicó el informe de la DIEA.

El precio promedio de los arrendamientos fue el segundo más bajo desde 2009 (solo superado por los US$ 113 la hectárea en 2016).

El segundo semestre de 2017 fue más prolífico que el primero, ya que de los 2.768 contratos, se celebraron 1.500 (54% del total) en ese período. A su vez, el 56,4% de la superficie total arrendada en el año (512.838 hectáreas) se concretó en el segundo semestre. En monto, el segundo semestre acaparó el 59,7% del total de operaciones con US$ 110,4 millones.

El precio medio de las rentas para ganadería fue de US$ 67 por hectárea al año, mientras que para campos agrícola-ganaderos fue de US$ 145 y para agricultura de secano alcanzó a US$ 226. “Estos rubros acumularon casi 822.000 hectáreas por un monto de US$ 97 millones, representando al 88% del monto total transado en el periodo de estudio”, indicó el informe de la DIEA.

“En comparación con el año 2016, las operaciones de 2017 presentaron un aumento en el número de contratos para todos los rubros, de la misma forma se comportó la superficie y el valor anual total, exceptuando al rubro forestal el cual disminuyo un 13% el área y un 17% el monto total, bajando el valor promedio de US$ 165 por hectárea al año a US$ 156”, agregó.

Por su parte, las rentas de campos ganaderos que involucra el 51% de la superficie en estudio mantuvieron estable el precio promedio por hectárea, pero aumentó un 22% la superficie arrendada y 21% el monto total transado con respecto al año anterior.

“Los departamentos con más superficie arrendada fueron, por su orden, Artigas, Soriano y Río Negro con una presencia importante de ganadería (45%) y agricultura de secano (31%). Los contratos de estos departamentos acumulan más de 280.000 hectáreas (30% del área arrendada) por un monto de US$ 42,6 millones”, expresó el reporte de DIEA.

“Soriano, Colonia y San José, departamentos con importante presencia de producción agrícola, registran los precios medios de renta más altos: US$ 214, US$ 209 y US$ 189 por hectárea al año respectivamente. En el otro extremo, los contratos que se acordaron a menores valores corresponden al departamento de Maldonado promediando US$ 68 por hectárea al año seguido por Artigas con una media de US$ 70 por hectárea al año”, agregó.

El mayor número de operaciones (1.516) y la mayor superficie arrendada (452.684 hectáreas) corresponden a la sumatoria de contratos inscriptos por uno y dos años de plazo, mientras que el precio promedio más alto por hectárea se dio en los contratos a un año con US$ 147 por hectárea al año.

“Por su parte para el año 2017, los contratos de más de cinco años concentran la menor superficie arrendada con una predominancia en los rubros de forestación (42%) y ganadería (20%) mientras que el precio promedio más bajo se dio en los contratos de cuatro a cinco años”, agregó la DIEA.

Mire el informe:

Arrendamientos de tierra 2017 by ElPaisUy on Scribd

Rurales EL PAIS