Agricultura

Ventas de soja anticipada continúan siendo escasas

Incertidumbre sobre rindes llevan al productor a esperar

Foto: Carlos Dalmás

Pablo Antúnez

Pese a la suba de precios que tuvo la soja en el mercado internacional, no se incrementó el porcentaje de ventas a futuro de la oleaginosa.

El director de Hajnal & Cia. S.A. y broker de  Agrosud International, Fernando Villamil, explicó a El País que no hubo mucho avance en las ventas a futuro por las dudas que existen sobre los futuros rendimientos del cultivo.

“Si bien enero tuvo lluvias espaciadas, los últimos días de enero, registraron algunas lluvias que generaron algunas expectativas. No corrigieron el déficit hídrico acumulado, pero fueron suficientes para mantener el cultivo en su desarrollo. Eso generó incertidumbre en los productores que tenían muy buenos precios que daban señales de optimismo, pero vender una cosecha con dudas de su tamaño es correr un riesgo alto”, explicó el especialista.

La situación puede cambiar ahora. Según la visión de Villamil, es posible que si se prolongan las actuales precipitaciones, “se pueda ir asegurando un piso de rendimiento y aquellos que no han vendido nada o muy poco, es muy probable que empiecen a vender, aprovechando los buenos niveles de precios”.

El  broker de Agrosud Internacional estimó que el 50% de la futura cosecha está comprometido por cambio de insumos para financiar el cultivo en el presente año agrícola, pero aclaró que, con precio fijado, el porcentaje vendido “es menor”.

Los precios bajaron en el mercado internacional. Las lluvias en la región fueron importantes y determinaron esa baja de precios de los últimos días.

“Los precios de la soja habían tenido un buen repunte por dos factores. Por la demanda de China que volcó sus compras sobre Estados unidos y eso generó bajas existencias, cada vez menores en Estados Unidos, que  terminaron repercutiendo con los altos precios en Chicago”, analizó Villamil.

El segundo factor era la posibilidad o la amenaza de un quiebre de cosecha en el Hemisferio Sur, por un año con características Niña. Eso le dio mucha fortaleza al precio, según la visión del operador.

Ese factor se fue despejando y por lo menos ahora “hay expectativas de que la cosecha no caiga tanto y estemos en niveles similares a los que se están estimando. Eso está muy presente en el mercado y determinó la baja de estos días”, afirmó el director de Hajnal & Cia. S.A.

Mientras tanto los cultivos “están lindos y continúan avanzando en su desarrollo”, afirmó Marcos Carrera, responsable comercial de Bayer Crop Science en Bayer Crop Sciences.

Consideró que de alguna forma el atraso que tuvo la oleaginosa en las siembras fue beneficioso. Carrera estimó que “no será un año con rendimientos récord”.

Días atrás, Gabriel Carballal, productor agrícola, informó a Rurales El País que en líneas generales la soja viene bien y si tuviera que evaluarla, del 1 al 10, el estado de la oleaginosa sería de un 6. Los cultivos están implantados, las poblaciones están correctas y con desarrollos bien contenidos. A esta altura del año pasado teníamos cultivos que nos llegaban a la cintura. En en cambio, este año si encontras una soja a la rodilla es un buen cultivo”, explicó.