Publicidad

Colza, trigo y cebada a la espera de las lluvias

Mercado internacional a la baja con la expectativa de lo que suceda en Ucrania y con los cultivos de Norteamérica y otros países

Colza
Carolina Meikle

Los cultivos de invierno tuvieron una expansión de área interesante en la presente zafra, sustentados en un escenario de precios internacionales muy bueno, así como dos zafras consecutivas de rendimientos excelentes.

Los nacimientos fueron buenos, y si bien hubo alguna necesidad de resiembra, no fue el escenario general. La colza, cultivo estrella de esta zafra con un crecimiento de área muy marcado, ha sido el cultivo que más sufrió las condicionantes climáticas de esta zafra como las heladas y el déficit hídrico, que redundó en una falta de plantas y se puede acentuar por pronósticos fríos y secos.

El trigo y la cebada en cambio se implantaron y nacieron bien y la mayoría ya tienen dos aplicaciones de urea y una de insecticida.

La zona núcleo agrícola, fundamentalmente Soriano y Colonia está a la espera de lluvias. Esto ha frenado el desarrollo de los cultivos, que han tenido algunos inconvenientes sanitarios, pero nada grave. Vale la pena hacer la salvedad que en zonas más al norte del país, en casos se está sufriendo el exceso de lluvias que hubo en los últimos 45 días.

A su vez, el mercado está teniendo algunas señales bajistas, si bien está dentro de lo esperable dadas las circunstancias y la época del año. La colza, destinada fundamentalmente a aceites para consumo humano, se ha visto presionada por la soja y el aceite de palma. Indonesia liberó muchos stocks de este último y ajustó a la baja el valor, al tiempo que la soja se ha molido en gran cantidad para harina y generó subproductos.

“Estamos en un año de recomposición, Canadá tuvo un quebranto de producción, pero este año los cultivos están mejor”, dijo Ignacio Foderé, director de IFO Trading, “Alemania y otros países han reportado buenas producciones y el corredor de granos de Ucrania pone presión bajista a los aceites, ya que este país es el principal exportador de girasol del mundo”, agregó. La colza sigue teniendo buenos precios, pero puede ser buen momento para que el productor tome decisiones porque se viene de fuertes caídas en los valores. “Hay que seguir de cerca el valor del petróleo y las cosechas de soja, y no desatender los valores que siguen siendo muy buenos”, agregó el experto en el mercado de los granos.

Para el trigo y la cebada, la condicionante de lo que sucede en el Mar Negro con la guerra es clave. Si bien el panorama es bajista, no está claro lo que puede suceder. “Hay que ver cómo continúa el tema en Ucrania, los cultivos en Estados Unidos y países que normalmente no están en el mercado como India, donde se esperaba una cosecha de trigo de menos de 100 millones de toneladas y finalmente es de 108, generando un saldo exportable de unas 10 millones de toneladas”, dijo Foderé.

Hay que seguir de cerca lo que sucede en la guerra, pero muchos productores uruguayos no vendieron y están con la vista puesta en Argentina. Se ha vendido poca cebada y trigo porque el productor tenía una visión alcista, y dejó pasar situaciones favorables de precios pensando que se iban a mantener, si bien los valores continúan siendo buenos.

En setiembre de este año el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) dio un paso histórico para el país, ya que hizo el primer envío de semillas uruguayas para conservación a la Bóveda Global de Semillas de Svalbard
Nuevamente se firmó acuerdo entre partes, protegiendo al productor de granizo, incendio, resiembra y viento
Se esperan unas 159.700 hectáreas a nivel país, casi 4.000 menos que la última campaña
Con diversas actividades a lo largo de todo el día, se desarrolla este importante evento en Punta del Este
La fortaleza del dólar, ante los intentos para controlar la inflación global, pesan sobre los commodities agrícolas
El director de ADP dijo que el mundo demanda más aceite para sustituir el combustible y la canola, por ello y por el valor por tonelada va a defender al productor. Valoró tener 5 cultivos cada 3 años en las chacras y dijo que espera una expansión en soja, pero "evitar los errores es cada vez más fundamental". Guigou expresó que tal vez no veamos un crecimiento explosivo en área para todos los granos, pero sí en intensificación", y manifestó que hay que en Uruguay "hay que usar el agua en tiempo real, y la mejor forma es tener siempre algo creciendo en el suelo".
Trigo y cebada conservan muy buen potencial, parte de la canola está más comprometida
Gabriel Carballal aseguró que los cultivos están bien, pero faltos de agua
El año pasado una hectárea de soja promedio con renta en la zona este rondaba los USD 700 y hoy cuesta algo más de USD 800
Dicotomía en ciclo del nutriente obliga a buscar soluciones
Se presentó el plan de comunicación para el próximo año

Publicidad

Publicidad