Publicidad

Asociación Uruguaya Pro Siembra Directa realizó jornadas para una agricultura más sostenible

Con el foco puesto en los cultivos de cobertura, la asociación recorrió distintos puntos del territorio nacional

AUSID

La Asociación Uruguaya Pro Siembra Directa realizó en los últimos días 5 jornadas en el territorio nacional bajo el nombre de “Agricultura: mientras el suelo lo permita”.

Las mismas comenzaron el pasado viernes 12 en San Javier, Río Negro, pasando por el martes 16 en Sacachispas, Soriano, el jueves 18 en San Pedro, Colonia, el viernes 19 en Trinidad, Flores y cerrando el martes 23 en Quebracho, Paysandú.

La AUSID viene trabajando en el avance dentro de los cultivos de servicio o de cobertura, con proyectos de investigación que busquen ahondar en el potencial que brindan los mismos para otros servicios ecosistémicos. Además, sirve para control de malezas, aporte de nitrógeno, rotaciones y varios aspectos más.

“Es interesante pensar cuál especie usar, cómo manejarla, cuándo sembrarla, y en ese sentido AUSID propone un proyecto de investigación para hacer extensión en la medida de lo posible”, comenzó diciendo Santiago Álvarez, técnico de la asociación. “Se hace extensión en los campos de los productores y son ellos mismos los que a partir de sus intereses y la investigación de determinados aspectos puntuales van al campo, trabajan en parcelas demostrativas y permiten mostrarlo luego a otros productores”, agregó.

La idea del proyecto es incluir estas jornadas en otro tipo de actividades que hagan a una agricultura sostenible, donde el foco sea tratar de posicionar a la misma con una mirada de largo plazo. “Esto lo hacemos diseñando agroecosistemas con múltiples funciones, sostenidos por la naturaleza y en su naturaleza”, comentó Álvarez.

En este sentido, las 5 jornadas y diversos trabajos sobre los que viene desempeñándose AUSID se basan en 3 principios básicos: tener el mínimo disturbio del suelo, tener una cobertura permanente del suelo ya sea viva o muerta (preferentemente viva) y la alta diversificación de especies. Sobre estos pilares se organizan las actividades, atendiendo especialmente la demanda de cada zona. “En Flores, por ejemplo, se ve una gran integración con la ganadería y debemos observar si se puede pastorear, hasta cuándo y qué otros servicios ecosistémicos estamos perdiendo si se hace sobrepastoreo”, expresó Álvarez.

Además, el foco de este proyecto no va tanto en la especie, porque hay muchas que pueden ser pastoreadas o no. “El concepto importante es si el cultivo es parte de la presupuestación forrajera o no”, dijo Álvarez, “ahí es cuando el cultivo de cobertura se convierte en verdeo: donde se define si es forraje para el ganado o biomasa para el suelo, porque la especie que elijo en realidad es el servicio en funciones para cumplir en el sistema”.

Las jornadas tuvieron gran éxito en su concurrencia, con unas 170 o 200 personas nucleadas en las 5 instancias, y podría decirse que 35 o 40 personas fue el promedio de cada una de las jornadas.

“Se pudo dar el mensaje y chocamos con realidades distintas. En Soriano o Río Negro, zonas más agrícolas, hay conceptos más claros pero cuando salimos a lugares menos agrícolas y más ganaderos nos damos cuenta que a veces no es tan así”, dijo Álvarez. “Estas instancias sirven porque elevan la demanda de información, ya sea AUSID, la Fagro o el INIA deben seguir haciendo extensión en prácticas de manejo para que la agricultura de futuro sea cada vez más sostenible. Es importante la diversificación, y atender todos los detalles: porque si hay más superficie de más cultivos pero más área bajo laboreo capaz es hasta peor y pasa a ser el primer problema a resolver”, cerró.

AUSID tiene planificado para fines de setiembre trabajar sobre algunos ensayos particulares en distintas zonas y probando especies y mezclas para que los productores y técnicos vean, y se planifica un encuentro anual el 18 o 19 de octubre en Mercedes para mostrar muchos de los datos generados poniendo la agricultura de carbono y ñas estrategias para aumentar la productividad en el centro.

En setiembre de este año el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) dio un paso histórico para el país, ya que hizo el primer envío de semillas uruguayas para conservación a la Bóveda Global de Semillas de Svalbard
Nuevamente se firmó acuerdo entre partes, protegiendo al productor de granizo, incendio, resiembra y viento
Se esperan unas 159.700 hectáreas a nivel país, casi 4.000 menos que la última campaña
Con diversas actividades a lo largo de todo el día, se desarrolla este importante evento en Punta del Este
La fortaleza del dólar, ante los intentos para controlar la inflación global, pesan sobre los commodities agrícolas
El director de ADP dijo que el mundo demanda más aceite para sustituir el combustible y la canola, por ello y por el valor por tonelada va a defender al productor. Valoró tener 5 cultivos cada 3 años en las chacras y dijo que espera una expansión en soja, pero "evitar los errores es cada vez más fundamental". Guigou expresó que tal vez no veamos un crecimiento explosivo en área para todos los granos, pero sí en intensificación", y manifestó que hay que en Uruguay "hay que usar el agua en tiempo real, y la mejor forma es tener siempre algo creciendo en el suelo".
Trigo y cebada conservan muy buen potencial, parte de la canola está más comprometida
Gabriel Carballal aseguró que los cultivos están bien, pero faltos de agua
El año pasado una hectárea de soja promedio con renta en la zona este rondaba los USD 700 y hoy cuesta algo más de USD 800
Dicotomía en ciclo del nutriente obliga a buscar soluciones
Se presentó el plan de comunicación para el próximo año

Publicidad

Publicidad