Agricultura

Argentina cosechará 51,1 millones de toneladas de soja

Precios de oleaginosa volvieron a caer esta semana.

Soja. El producto estrella del campo argentino está gravado en 18% más 4 pesos por dólar exportado.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantuvo esta semana la estimación de cosecha para la soja argentina, que se espera alcance a 51,1 millones de toneladas.

Según la institución, la producción será inferior a las 55,1 millones de toneladas que se cosecharon en la campaña pasada. Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja.

“Actualmente, gran parte del área transita etapas críticas para la generación de rendimiento, con condiciones hídricas entre adecuadas y óptimas” gracias a las lluvias registradas en zonas productoras durante enero, reconoció la institución en su reporte semanal de cultivos. Los productores terminaron la siembra de los 17,4 millones de hectáreas dedicados a la oleaginosa, explicó la entidad, remarcando la importancia que tiene Argentina en el mercado mundial.

Con respecto al maíz 2019/20, la Bolsa dijo que la implantación de los 6,3 millones de hectáreas que prevé, está completada en un 97% y que las plantas del cereal también presentan buen estado.

“Los lotes tempranos mantienen muy buenas expectativas de rinde en las regiones agrícolas núcleo norte y sur”, dijo la Bolsa de Cereales de Buenos Aires sobre el maíz de Argentina, el tercer exportador mundial del grano.

Precios. Mientras tanto, el precio de la oleaginosa volvió a caer esta semana en Chicago. La soja desbarrancó, tras conocerse los datos sobre ventas semanales. Los cereales, por su parte, se vieron afectados por las fuertes bajas de la soja, si bien consiguieron que fueran más moderadas, según comentó Fimix Agrofinanzas.

Pese a caer, el maíz fue el que menos sintió las bajas, gracias a datos de confirmación de negocios semanales que superaron las expectativas.

La soja se desplomó esta semana en más de US$ 6 por tonelada hasta ubicar su precio en US$ 327 la tonelada en la posición de mayo, influida en gran parte por el miedo del mercado a que el brote de coronavirus pueda afectar los precios. Antes de eso, ya había escepticismo del mercado ante la falta de avances, una vez firmado el acuerdo entre Estados Unidos y China.

Se activaron las liquidaciones de contratos, tendencia que se agudizó conforme avanzaba la sesión. [En base a Reuters