Lechería

Nueva baja en precio de lácteos complica a rubro

Sexta caída seguida a nivel global; industrias trasladan en Uruguay.

Los precios promedio de los lácteos bajaron por sexta vez consecutiva en la subasta de la empresa neocelandeza Fonterra que marca la referencia a nivel mundial y generan preocupación en los productores uruguayos que ya ven como las industrias también les pagan menos.
El precio promedio de los lácteos cayó 4,3% respecto a la subasta anterior a US$ 2.412 por tonelada. Estuvo influido por la fuerte baja en los precios de manteca (-10%), grasa butírica (-7,4%), suero de manteca (-7,0%) y lactosa (-6,9). A su vez, otros productos tuvieron una caída menor como caseína (-4,4%) leche en polvo entera (-3,1%) y leche en polvo descremada (-1,3%).
Los contratos a futuro de la leche en polvo entera presentaron un comportamiento a la baja sin oferta en julio, según informó el Instituto Nacional de la Leche (Inale). A su vez, se dieron bajas de precios de entre 1% para el contrato a diciembre y 4,5% para el contrato a septiembre, con valores entre US$ 2.219 y US$ 2.432 por tonelada. El precio promedio fue de US$ 2.309.
El analista Rafael Tardáguila, de Tardáguila Agromercados, afirmó en el programa Valor Agregado de radio Carve que “es una situación altamente preocupante que se refleja en Uruguay con los precios de los lácteos”.
De todas maneras, señaló que la leche en polvo entera “todavía está US$ 80 por encima del piso que tuvo en la primera subasta de diciembre pasado”.
Esta caída en el precio de los lácteos a nivel internacional se refleja en lo que pagan las industrias a los productores en Uruguay.
La empresa Indulacsa -ahora propiedad del grupo francés Lactalis- redujo 10% el precio que paga al productor retroactivo al 1° de mayo, abonando ahora $ 6,50 por litro de leche remitida.
El gerente de la Sociedad Rural de la Industria Lechera de Salto (Sofrils) Juan Mario Ambrosoni, afirmó al programa Amaneciendo con el Campo de radio Carve que “la cuenca lechera de los departamentos de Paysandú, Salto y Artigas vive una situación insostenible, porque las industrias han bajado el precio de la leche que le pagan al productor”.
Previamente Sofrils había emitido un comunicado en el que denunció que Indulacsa “unilateralmente dejó sin efecto un acuerdo con Sofrils de discutir previamente cualquier cambio en el precio de la leche”.

Rurales EL PAIS