Agricultura

DIEA confirmó caída de 13% en área destinada a cultivo de soja

Se plantaron 1.161.000 hectáreas y el 70% son cultivos de primera.

AFP fotos - IRAN-DROUGHT-ECONOMY - WEA - TO GO WITH AFP STORY BY ARESU EQBALI An Iranian man shows a dried-up stalk of wheat in Eghlid in the southern Iranian province of Fars on July 8, 2008. According to local legend, Cyrus the Great, founder of the Persian Empire, abhorred the telling of lies, which he believed to be his people's worst enemy. It is said that next in line was drought. Little has changed for the modern-day descendants of those who lived 2,500 years ago in what is now Iran. Eghlid has 11 rivers -- but 10 of them have now run dry. The agricultural town's altitude of 2,230m (7,360 feet) near the Zagros mountains means it should not be short of water. But it is. AFP PHOTO/ATTA KENARE IRAN-DROUGHT-ECONOMY - EGHLID - - - IRAN - ak/tlr. ESPIGA DE  TRIGO  SECA, SEQUIA, ESCASEZ DE LLUVIAS, PLANTACION DE  TRIGO  EN FARS, CEREALES

Trigo. Tuvo un rendimiento histórico pese a que cayó 20% el área plantada en el ejercicio 2015/16.

Pablo Antúnez.
La Dirección de Estadísticas Agropecuarias del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (DIEA) presentó la Encuesta Agrícola de Primavera 2015 y su Anuario de Estadísticas Agropecuarias.
El relevamiento confirmó una caída de 13% en el área de soja plantada en el marco del año agrícola 2015/16 donde el área destinada a la oleaginosa alcanza 1.161.000 hectáreas. De ese volumen, el 70% son sojas de primera que están ocupando 807.000 hectáreas y otras 354.000 hectáreas están destinadas a sojas de segunda.
Según la DIEA, en los últimos años viene acentuándose la tendencia de que el área de soja de primera es mayor a la segunda, porque siempre las sojas de primera rinden más.
A su vez, el maíz ocupa un 6% más de superficie que en 2014 y llegó a 88.000 hectáreas y el sorgo con destino a grano ocupa 83.000 hectáreas; en este caso la superficie de cultivo es muy similar a la de 2014.
La encuesta mostró también un fuerte crecimiento de los denominados “puentes verdes”, aquellos que se hacen entre cultivos de invierno y cultivos de verano para preservar los suelos y evitar la erosión. Contrariamente, cae el área de barbechos (suelo desnudo).
Continúa el retroceso de la agricultura en las áreas agrícolas no tradicionales en la medida que cae el precio de los granos. Son áreas que están lejos de los puertos y la logística, tienen mayores costos de fletes y encima rendimientos menores a los registrados en las áreas agrícolas tradicionales. Este es un fenómeno que continuará acentuándose en la medida que los costos de la agricultura son mayores y se precisan mayores rendimientos y más cultivos para pagar las cuentas.
Hasta ahora, pese a la caída de los precios, la soja es la que continúa pagando las cuentas en la agricultura uruguaya.
La producción de soja en el año agrícola 2014/15 alcanzó 3,11 millones de toneladas, mostrando una caída de 9% de la producción respecto al ciclo anterior. Se plantaron 1,33 millones de hectáreas con un rendimiento de 2.331 kilos por hectárea (fue 2,6% inferior a los 2.394 kilos por hectárea del ciclo previo).

INVIERNO. A su vez, a nivel de cultivos de invierno, la encuesta DIEA informó que el área para trigo, cebada, colza y avena abarcó 491.000 hectáreas.
El trigo mostró un rendimento promedio histórico que alcanzó 3.610 kilos por hectárea, compensando la caída del área que fue de 20% respecto a la alcanzada en el año agrícola anterior. Los 3.610 kilos por hectáreas representan un aumento de 34% respecto a la zafra anterior.
La cebada abarcó 330.000 hectáreas, con un rendimiento promedio de 3.828 kilos por hectárea que también alcanzó un máximo histórico.
Curiosamente la avena para grano seco mostró un aumento del área de más del doble respecto a 2014. Este cultivo llegó a 42.000 hectáreas y a su vez, tuvo 15% más de rendimientos que en 2014.
Otro cultivo importante que viene arraigándose dentro de los cultivos de invierno es la colza que en la zafra 2016/16 llegó a 26.000 hectáreas, pero tuvo un leve descenso en los rendimientos; se produjeron 1.561 kilos por hectárea. El cultivo viene creciendo pues está jugado al abastecimiento de Alur que utiliza la materia prima para el abastecimiento de aceite con el que se elaboran los biocombustibles.

Caen ventas y el precio de la soja exportada.
Según Opypa, las ventas al exterior de soja alcanzaron 3,03 millones de toneladas en el período marzo-octubre de 2015, cifra que representa un descenso de 4% respecto del récord anterior de 3,2 millones de toneladas exportadas. El valor de las ventas al exterior cayó 31% en la misma comparación interanual. En el período citado anteriormente el valor de las exportaciones de soja alcanzó US$ 1.124 millones, versus US$ 1.619 millones en igual período del año previo). El precio promedio del ciclo 2014/15 fue US$ 370 por tonelada FOB, cifra que marca una fuerte caída de 27% frente a los US$ 509 por tonelada alcanzados en el año anterior. China fue el principal importador de la oleaginosa, lo mismo que en los años anteriores y en caso de Uruguay acaparó el 82% del volumen.soja, exportación, China, oleaginosa, Opypa

Rurales EL PAIS