Agricultura

Chicago de lunes: última rueda de operativa en vivo de la historia

chicago lunes 6 de julio

Este lunes fue de caídas para los granos estivales en Chicago, si bien se mantuvieron todavía sosteniendo parte de las ganancias obtenidas durante la semana pasada, tras el rally del martes, una vez conocidos los reportes de siembras y de inventarios trimestrales. El trigo, por su parte, consiguió avanzar contra todos los pronósticos, climáticos incluídos. Además, este lunes representó el final de la era de las ruedas a viva voz, con los operadores gritando y pechándose para conseguir vender o comprar los contratos que sostenían enrollados entre manos. Desde este martes en adelante la operativa se volverá 100% electrónica, apoyada por las supercomputadoras y sus algoritmos correspondientes.

Las bajas de lunes ocurrieron basadas en las preocupaciones que se mantienen en el Medio Oeste, con una prima climática que goza de buena salud, ante los indicadores de ritmo de siembra y estado de los cultivos que se encuentran rezagas vs los históricos. De todas formas, la actualización semanal de estos datos se dio a conocer – como es costumbre – tras el cierre del mercado y éstos fueron mejor de lo esperado por el mercado, tanto en avance de siembra en soja, como de estado de cultivos y de ritmo de cosecha de trigo. Si bien esto no sería precisamente un factor de soporte, el mercado está muy sensible y dependerá de qué tanto lo considere como descontado en el precio para tomar un rumbo más o menos fuerte.

Los mercados del mundo se mostraron nerviosos desde temprano, al confirmarse la victoria del NO en el referéndum griego, a las condiciones impuestas por la comunidad financiera internacional para el rescate. Así fue como el dólar se mantuvo firme todo el día, como refugio tradicional y en detrimento de otros activos.

Los pronósticos climáticos dieron cuenta de menores volúmenes de lluvias previstos para los próximos días, lo que – sumado a temperaturas más acordes a la época – fueron factores que aportaron debilidad adicional a los precios.

En la actualización semanal de las inspecciones de exportación, los cultivos estivales estuvieron dentro del rango previsto por el mercado, mientras el trigo se ubicó sobre el techo de las previsiones.

El maíz cayó levemente, perdiendo menos de un dólar por tonelada, mientras que la soja cedió un poco más de terreno al caer alrededor de seis dólares, ambos granos movidos fundamentalmente por la entrada masiva de los Farmers al mercado disponible a ponerle precio a su producción. Al mismo tiempo, se vio productores empezando a atar el precio de la nueva zafra en curso con algún instrumento de cobertura, aprovechando precios actuales que no se veían desde varios meses atrás.

El trigo, por su parte, subió nuevamente, al basar los fundamentos alcistas no solamente en los retrasos de la cosecha estadounidense debido a lluvias persistentes, sino también en condiciones de seca, a esta altura preocupantes en otros orígenes tan cercanos a los EEUU, como Europa o Mar Negro, así como tan cercanos como Canadá.

 

 

 

 

FIMIX – Agrofinanzas

 

Rurales EL PAIS