Agricultura / Transporte

Arroceros sorprendidos con las amenazas de paro

El clima ayudó a madurar los cultivos y avanza la cosecha

Arroz. Foto: Rurales – El País.

Pablo Antúnez

La amenaza de parar por 48 horas, decisión que aún debe ser refrendada por una Asamblea, lanzada por la Intergremial del Transporte Profesional de Carga Terrestre del Uruguay, fue tomada con sorpresa por directivos de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA).

A su vez, mañana jueves hay una nueva reunión entre transportistas (los dueños de los camiones), la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) y el gobierno, buscando llegar a un acuerdo. Desde la Intergremial del Transporte Profesional de Carga Terrestre del Uruguay se presiona a los arroceros para acordar una nueva tarifa, pero los productores aseguran que ya tienen acordado el costo de flete con sus camiones —generalmente pequeñas empresas—, con los que en muchos casos tienen entre 15 y 20 años de relacionamiento comercial.

Esta semana, el presidente del gremio de camioneros, Mauro Borzacconi, dijo a El País el pasado martes, a la salida de una reunión con ACA y el ministro Víctor Rossi que “el gobierno va a poder levantar el paro si pone en los portones de cada molino y el puerto a fiscalizar al BPS, Impositiva, Ministerio de Trabajo y Aduanas, para ver si los camiones que decidan trabajar cumplen con todos los requisitos para trabajar con las tarifas que van a entrar a molino”.

La paralización, tal cual la está planteando el gremio, afectará también las cargas de ganado, carne, granos, madera y otros fletes, pero los productores arroceros aseguran que los más perjudicados serán ellos.

“No sabemos qué acatamiento tendrá, pero repercutirá en el sector arrocero que lo agarra en plana cosecha”, reconoció ayer a El País el vicepresidente de ACA, Alfredo Lago. “Impactar en el sector arrocero va a impactar, no se sabe cuánto impactará” y preocupa porque es una situación que se plantea que no estaba en el orden del análisis. Al sector que más le pega es al arrocero en plena cosecha, porque el arroz tiene que llegar con un determinado grado de humedad a los molinos (a los secaderos)”, de lo contrario se pierde, explicó el directivo de ACA.

Lago dijo que desde el jueves pasado, cuando el gremio de los camioneros decidió levantar el paro, “se está cosechando en forma normal. El clima viene ayudando y la cosecha cobró fluidez”, sostuvo el directivo de ACA.

Apuradas por el clima, las chacras de arroz están listas para cosecharse en todo el país. “La situación climática de estos días buenos de calor y con noches frescas, hizo madurar rápido los cultivos y está casi la totalidad del arroz del Uruguay para levantarse. Por ahora el clima viene dando una buena mano, son días de buen horario de trilla y no hubo lluvias importantes”, agregó el vicepresidente de ACA.

Los productores sostienen que hay una oferta muy grande de arroz este año. El arroz representa la primera zafra para el transporte de carga.

Son entre 1.500 y 1.700 camiones que están llevando arroz de las chacras hacia los molinos —son fletes muy cortos— durante 35 o 40 días.

Luego vienen las trillas de soja, casi un mes más tarde y el transporte de la oleaginosa hacia los silos. Por eso, los arroceros sostienen que para el transporte de carga y dentro de la estructura de los fletes, el arroz es un buen negocio. Cuanto antes se termine de levantar el arroz, más flete con soja se hacen.

Rurales EL PAIS