Publicidad

El mercado premió la genética de La Elisa

Se vendieron los 60 toros de la cabaña del Dr. Walter Carlos Romay, con La Quebrada como cabaña invitada, a un promedio de US$ 4.089

La Elisa y Valdez

En una radiante jornada en San Lorenzo, las cabañas La Elisa de Romay Elorza, con La quebrada de Aznárez Elorza como invitada, dispersaron los 60 toros Hereford ofrecidos con un muy buen promedio.

“Hay satisfacción porque presentamos una oferta que dejó contentos a los criadores que estuvieron y que operaron por teléfono. Recibimos comentarios positivos en cuanto a oferta, preparación, fenotipo y paquete de EPDs”, dijo Walter Carlos Romay, director de La Elisa.

Pablo Valdez, director de Valdez y Cía, firma encargada de la colocación de los animales, dijo que desde que la cabaña se mudó a Florida ha habido un cambio en el reconocimiento hacia el fenotipo impreso en los rodeos de clientes de La Elisa, eso los hace volver cada año. “Se hizo justicia en el mercado, después de varios años se premió comercialmente el trabajo de La Elisa”, dijo Valdez.

Se colocaron 60 toros PI, incluyendo los 6 animales de La Quebrada de Aznárez Elorza con un promedio de US$ 4.090, “precio razonable para este volumen en un momento particular y con una oferta pareja, teniendo desde los primeros lotes hasta el final una demanda muy equilibrada”, dijo Romay.

El máximo para un toro PI astado de La Elisa fue de US$ 6.720, y el máximo para un Polled Hereford fue de US$ 6.960. En el caso de La Quebrada, el pico fue de US$ 6240.

Por su parte, el promedio de PI astados de La Elisa fue de US$ 3.813, la media de Polled Hereford fue de US$ 4.171, en vaquillonas preñadas PI estuvo en US$ 3.000 y el promedio de los animales de La Quebrada rondó los US$ 4.040.

“Si no pasa nada extraño, al cerrar la zafra tendremos promedios superiores al año pasado, y a pesar del susto a una posible seca o la baja relativa de precios del ganado el negocio de carne de Uruguay en el mediano plazo es auspicioso”, expresó Romay, quien agregó que “la genética trabaja a mediano y largo plazo, por ende los toros, vaquillonas, semen, embriones y cualquier material genético será demandado con un incremento de valores”.

Pablo Valdez cerró conforme con el remate realizado, y habló de una zafra de reproductores “dentro de las previsiones iniciales, con fluidez y buena demanda en las ventas”.

En 6.179 ejemplares, el promedio fue US$ 3.390. El 57,3% de los vendidos fueron Angus, el 32,7% Hereford
Zafra de Toros 2022. El balance.
En Mariscala, remató escritorio Juan Carlos Martínez
En Rocha, remataron Birriel Hnos. y Megaagro, con Scotiabank
Curupy del Salvador, Don Prudencio y Campo Largo. En el local Campanero, remató Alejandro Zambrano.
En el local "Cándido N. Cal", remata Juan Carlos Martínez.
Buena demanda por toros y vientres, con negocios a cargo de Berrutti UB&P
En el local Cándido N. Cal, remataron Esc. Dutra y Jaso & Jaso.
En la propia cabaña, remataron Aramburu y Juan Vera

Publicidad

Publicidad