Zafra de toros

Británicas en Rocha: los 69 toros Angus y Hereford a US$ 3.900

Los 34 toros Angus de Frigorífico Modelo a US$ 3.925 y 35 toros Hereford de “Los Charrúas” de Ibarburu a US$ 3.876. En el local “Rocha”, remataron escritorios Néstor Birriel Cal y Romualdo Rodríguez.

Pablo D. Mestre.

Salió el sol en Rocha. Más allá de la frase “marquetinera” del departamento del Este del país, ayer, la afirmación fue verdad en varios sentidos.

Porque tras varios días de lluvias realmente apareció detrás de las nubes y porque, en sentido figurado, se dio un muy buen primer remate de reproductores de razas británicas.

Es que, con buena presencia de compradores en el local “Rocha” de la firma Néstor Birriel Cal (que remató en conjunto con Romualdo Rodríguez), en dos horas se dispersó la totalidad de la oferta de toros y vientres Angus y Polled Hereford.

Y no sólo eso.

Se vendió todo, y con muy buenos valores.

Los 34 toros Angus ofertados y vendidos de Frigorífico Modelo SA hicieron promedio en US$ 3.925, con máximo de US$ 5.760 (por un Brigadier) adquirido por Marta Techera. El valor piso fue US$ 3.000.

En tanto los 35 toros Polled Hereford de cabaña “Los Charrúas” de Mario Ibarburu S en C, se vendieron a un valor medio de US$ 3.876. El máximo fue por dos toros, pagados US$ 6.240 cada uno (un Hometown y un JR (Caudillo), adquiridos por Olga Olivera. El mínimo se ubicó en US$ 3.000.

Y si buena fue la venta de los toros, la de los vientres no lo fue menos…

Las Angus de Frigorífico Modelo y Soc. Gan. San Salvador fueron: 14 vaquillonas PI sin servicio y preñadas: 2.640; 45 vaquillonas SA sin servicio: 873 y 42 vaquillonas SA paridas y próximas: 1.006. Las 10 vaquillonas Polled Hereford de Soc. Gan. San Salvador: 2.472.

Por su parte, las 39 vaquillonas Polled Hereford de Los Charrúas: 700.

“Fue un muy buen remate en el que ampliamos el espectro de clientes de Frigorífico Modelo”, expresó el Ing. Agr. Rodrigo Fernández.

Para Martín Ibarburu también fue muy bueno y aseguró la segunda edición del mismo para el año que viene.

Para Marcelo Birriel Osinaga, “se dio un gran remate, con dispersión total de la oferta y con un mercado sumamente demandante por la alta calidad reconocida de estas dos cabañas”.