Publicidad

Operación Marfrig/Minerva: la visión de legisladores

El Senador Sebastián Da Silva, y los diputados Alfredo Fratti, Juan Carlos Moreno y Rafael Menendez fueron entrevistado en Valor Agregado de radio Carve

Palacio Legislativo
Gerardo Pérez, El País.

El Senador de la República por el Partido Nacional, Sebastían Da Silva, dijo que desde que se dio a conocer la noticia de la operación entre Marfrig y Minerva se manifestó preocupado, “advirtiendo las consecuencias que puede tener una concentración tan enorme en una empresa”.

El también integrante de la Comisión de Ganadería del Senado, indicó que “es obvio, objetivo y lógico que el Uruguay que conocemos puede tener un riesgo si uno de cada dos novillos que se faenan lo tiene una sola ventanilla”.

El Senador de la República sostuvo que “existen índices objetivos que es lo que está evaluando la Coprodec y en donde marque una concentración va a tener que ser observado, es lo que nosotros imaginamos”.

Cuando la comisión estudió la adquisición de BPU por parte de Minerva “por un pelito no vio concentración, el sentido común indica que si se le agrega tres plantas más va dar concentración”.

Sobre la devolución que realice la comisión que estudia la posible concentración, Da Silva sostuvo que “como es una comisión técnica su veredicto va a ser muy importante”. “Creo que en este caso hay una apertura mayor a las gremiales”.

El Senador que también tiene su actividad privada en el sector agropecuario, como productor, se definió asimismo como “productor Minerva” y agregó que la posición contraria a la operación “no es por la empresa, es por el paisano”.

El Diputado de Cerro Largo por el Frente Amplio, Alfredo Fratti, recordó que enseguida que se dio a conocer la operación de activos entre Marfrig y Minerva había manifestado que “era algo indeseable para el agro uruguayo la concentración que ocurriría con la compra de estas tres plantas”.

El expresidente del Inac durante dos períodos afirmó que a su entender "tiene que haber una decisión política por encima de la opinión técnica de la comisión que lo está estudiando”.

Fratti argumentó su posición indicando que la carne en nuestro país no es solamente un buque insignia en el exterior después del fútbol, “sino que acá es una cuestión cultural, entonces no es lo mismo la carne para Uruguay que para otros países”.

La posibilidad de que la operación distorsione la formación del precio del ganado en nuestro país, “es la parte más directa, pero quiero recalcar que esto afecta también la imagen del país”, comentó el Diputado.

“Si se tomaron 6 meses para estudiar si había o no colusión con la compra de BPU, ahora que son tres plantas me parece que no resiste ningún análisis exhaustivo”, dijo Fratti, que además agregó que cuando el negocio no genera muchas dudas, la comisión responde rápido, tomando como ejemplo la compra de frigorífico San Jacinto por parte de frigorífico Pando.

Consultado sobre como queda parado nuestro país si a través de una decisión política no autoriza la operación, Fratti sostuvo que “por más liberales que sean, todos los países tienen gobiernos, sino se podría vender y comprar cualquier cosa, y eso no es así, ni en Estados Unidos”.

El Diputado del Partido Colorado por Paysandú, Juan Carlos Moreno, indicó que la operación de activos entre Marfrig y Minerva ha estado sobre la mesa de la Comisión de Ganadería desde el año pasado, “con preocupación y ocupación, ha sido motivo de intercambio con el ministerio de Ganadería y el propio Inac”.

Moreno, que también desarrolla su actividad privada como productor agropecuario, agregó que “la preocupación es clara y muy sencilla, sabemos muy bien como funciona la ganadería y la cadena cárnica en nuestro país, y vemos con mucha preocupación la concentración de esta empresa para lo que va a ser la conformación del precio, y la defensa de los pequeños y medianos productores”.

“Estamos en una posición de reclamo, en la cual queremos que no se concrete”, dijo el Diputado sobre la operación.

El Diputado de Cabildo Abierto por Tacuarembó, Rafael Menéndez, sostuvo que en el partido hay una visión generalizada con preocupación de la operación entre Marfrig y Minerva, “cuando se produce una concentración de la compra no es favorable, pero de todas maneras tenemos instituciones muy fuertes”.

El también integrante de la Comisión de Ganadería, indicó que “el gobierno no tiene mucho margen para poder decir que esta transacción no se puede hacer”, “es muy difícil como país decirle que no, porque estamos hablando de negocios entre privados, de megaempresas”.

Además, destacó que existen herramientas para el productor, como por ejemplo la exportación de ganado en pie.

Otro tema que también genera preocupación en caso de que se apruebe la operación es el seguro de paro especial, porque “quien apuntala todo eso es el BPS”.

Publicidad

Publicidad