Publicidad

Mercado de rentas ha presentado un ajuste "lógico"

Carlos Martín Correa, Nelson Rodríguez Hunter y Santiago Cortina analizaron lo que sucede actualmente con el mercado de las rentas

Tapas orden de ventas 2016
Colo

Cerrando este 2023 y teniendo en cuenta el momento que atraviesa el negocio ganadero, en la zona norte y centro del país, se observa un ajuste en las rentas ganaderas, “por razones obvias creo que se ha ajustado el mercado”, dijo Carlos Martín Correa, director de la firma salteña Correa & San Román.

En Valor Agregado de radio Carve, Correa indicó que “hoy estamos hablando de 40 kilogramos de carne para un campo ganadero, multiplicas por el precio del novillo en algún momento daba US$ 90 o US$ 100, y esa misma cuenta hoy da US$ 60 o US$ 70, ese es el ajuste”.

Aunque no todas las rentas se fijan de esta forma, pero bien “es una referencia clara de lo que podemos producir y rentar”. Además para la zona norte, agregó que se da una situación donde la lana también ajustó en su valor.

“No me imagino más campos de US$ 100”, afirmó Correa., que por otra parte sostuvo que en campos muy similares se ha dado una corrección en el valor entre US$ 20 y US$ 30.

En el caso de las rentas que están marcadas con un precio fijo, se puede producir un desencuentro entre el arrendatario y el propietario del campo, debido al ajuste que ha tenido el mercado.

En la zona norte también se observa una mayor disponibilidad para pastoreo, lo cual “determina más posibilidades de lugares físicos que antes”, estos pastoreos tienen un costo en torno a US$ 6 y US$ 7.

2023 año con escasas operaciones de renta

El operador de mercado, Nelson Rodríguez Hunter, también se refirió al mercado de rentas, donde sostuvo que fue “un año complejo, un año con escasísimas operaciones, y prácticamente nula oferta de campos en arrendamientos”.

El consignatario de Florida indicó que si bien no han existido renegociaciones en los valores de las rentas ya existentes, “si hemos tenido una relentización o dificultad de los pagos, aunque se vienen cumpliendo”. Al tiempo que en los contratos que van a ir llegando a su final en el próximo tiempo, allí si se espera una renegociación en los valores.

En el mercado de las rentas, en el último tiempo ha existido una tendencia a no fijar las rentas en commodities, sino que en dólares “lo que hace aún más difícil la cosa por la variabilidad de la moneda”.

Para el caso de las rentas ganaderas con una aptitud agrícola forrajera, Rodríguez Hunter sostuvo que deberían de manejarse en torno a US$ 80. Por otra parte, agregó que con este panorama actual se dará la salida del negocio ganadero de inversores que no pertenecen al rubro.

En la lechería, que no pasa por el mejor momento a raíz de lo que viene sucediendo con el precio del producto, pero “históricamente en la lechería, unidad de campo que aparece el tambero se apronta a abrazarla y no la deja ir, eso hace que los valores de las rentas en la zona de influencia nuestra suban”-

En este escenario, una renta lechera debería de manejarse entre US$ 150 y US$ 180.

Rodríguez Hunter concluyó haciendo referencia a la forestación, donde indicó que “no hemos concretado operaciones, pero si hemos recibido consulta de propietarios de tierras, con valores que van desde US$ 140 a US$ 160 por área efectiva, es muy difícil para la ganadería competir con esto”.

Firmeza en la demanda por campos para arrendar

Santiago Cortina, director de La Consignataria SRL, sostuvo que “el tema de los arrendamientos sigue con mucha firmeza, hay mucha demanda de campos para arrendar, tanto ganaderos como agrícolas”.

El escenario muestra una mayor demanda que oferta, algo que se viene observando hace mucho tiempo ya en este tipo de negocios.

Para el caso de los campos mixtos, “capaz que con este ajuste que ha tenido el valor de los ganados, ven más atractivo volcarse a la agricultura, y puede ser que el incremento de área responda a esos campos que se habían retirado de la agricultura y ahora vuelven”, sostuvo Cortina.

Sobre la forestación, el director de La Consignataria sostuvo que “tiene puntos fuertes, por ejemplo son arrendamientos a largo plazo, en la gran mayoría son a 20 años, se fija un precio de renta base, y en todo caso los ajustes son hacia arriba”.

Pensando en las rentas ganaderas, Cortina señaló que no tiene “ninguna duda” de que los arrendamientos tiene que ajustar “porque sino es imposible poder afrontarlo”.

El fenómeno del Niño irá culminando en el próximo trimestre

Publicidad

Publicidad