Publicidad

USDA: como una montaña rusa con carteles engañosos

Números del informe fueron diferentes a expectativa de la mayoría de analistas y el mercado subió rápidamente

Federico Morixe.jpg

Como bien comentamos en el artículo anterior (se los recomiendo), los informes del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) generan mucha expectativa a los compradores, a los vendedores y a los inversores en el mercado. Los informes surgen sobre estimaciones de la producción (oferta) y el consumo mundial de granos y subproductos.

Como toda una montaña rusa, tiene subidas, bajadas y carteles engañosos señalando para un lado y la curva es para el lado contrario. Lo que demuestra que muchas veces la realidad no es igual a la expectativa.

Los días previos a este informe, como suele suceder en la mayoría, los inversores se preparan (vendiendo) para un informe bajista. Significa que, si estás comprado y el precio te baja entras en pérdida o pierdes lo ganado hasta el momento. Como así también algunos productores que tienen miedo que continúe bajando y necesitan cubrir insumos. Con lo cual todas esas ventas de último momento llevaron a que la soja baje: 22 US$/ton, el maíz 12 US$/ton y el trigo 14 US$/ton en 4 días.

Pasemos a los números informados por el USDA. Ya les adelanto que fueron diferentes a la expectativa de la mayoría de los analistas, con lo cual, el mercado subió rápidamente. Al salir el informe muchos gritaban “comprar, comprar”.

Soja. Por el lado de la oferta, como se aprecia en el cuadro, lo que generó mayor repercusión y movimiento en el mercado, en la Soja fue la disminución (en comparación con la expectativa) en el rendimiento del cultivo (el USDA estima: 3.443 kg/ha versus 3.490 kg/ha esperado por el mercado) y de la producción en EEUU (el USDA estima: 121,06 millones de toneladas versus 122,04 millones de toneladas esperados por el mercado).

Lo mismo con los stocks finales de soja: los analistas esperaban 9,85 millones de toneladas y el USDA informó 9,25 millones de toneladas.

El precio, previo al informe, parecía “la calma antes de la tormenta”, al salir el informe, el precio subió repentinamente 20 US$/ton y luego perdió fuerza poco a poco, por la realidad del mercado: poco comercio en el grano físico, buena y rápida siembra de Brasil, con gran expectativa de producción. Por ejemplo: el USDA estima 144 millones de toneladas, algunos privados 147 y otros hasta 150 millones de toneladas. Así también aumentando las exportaciones de Brasil de 93 a 94 millones de toneladas.

Por el lado de la demanda, la frutilla en la torta, las importaciones chinas bajaron de 101 a 100 millones de toneladas. Con estos datos, el mercado prefirió volver a los preparativos del carnaval y el precio bajó rápidamente 10 US$/ton.

Maíz. Por el lado de la oferta: como veremos el cuadro, lo que generó mayor repercusión y movimiento en el mercado, lo que más se resaltó en el informe fue el aumento en el rendimiento estimado por el USDA en EEUU: 11.110 kg/ha, versus 11.103 kg/ha estimado por el mercado. Igualmente, en la producción: el USDA aumentó la producción a 382,59 millones de toneladas versus los 382,29 millones de toneladas esperadas por los analistas privados. Luego en el uso interno en EEUU se mantuvo la demanda de etanol, forrajero y los stocks finales. Dejando al mercado con expectativas hasta el final de la cosecha y el próximo informe en enero 2022.

Con menos impacto, pero que también tuvo sus cambios en la futura producción con respecto a informes anteriores fueron: Argentina: aumentó su producción de maíz de 53 a 54,50 millones de toneladas y las exportaciones de 38 a 39 millones de toneladas. Al Gigante verde, Brasil, lo dejó sin cambios, una producción de 118 millones de toneladas y exportaciones por 43. Como siempre puede ser una sorpresa luego del carnaval. Ucrania otro gran exportador, lo dejó igual con exportaciones en 31,5 millones de toneladas.

Del lado de la demanda, los que tiran del carro: se mantienen las compras de China en 26 millones de toneladas, la misma cosecha en 273 millones y si con aumento en los stocks finales pasando de 209,17 a 210,68 millones. Esto puede generar algún ruido en los próximos meses en el mercado.

A nivel mundial, la producción de maíz fue aumentada de 1.198,22 a 1.204,62 millones de toneladas, aumentando así también los stocks finales mundiales de 300,80 a 304,44 millones de toneladas.

Trigo. Por el lado de la oferta: como se aprecia en el cuadro, no generó mayor repercusión y movimiento en el mercado, solo pequeños cambios en la producción de EEUU: pasando de 15,79 millones a 15,87 millones de toneladas, como también el saldo exportable de Rusia, aumentó de 35 a 36 millones de toneladas y también el saldo de la UE de 35,5 a 36,5 millones de toneladas.

Respecto al trigo en el mundo, la producción fue disminuida de 775,87 a 775,28 millones de toneladas y los stocks finales bajaron de 277,18 a 275,80 millones de toneladas, con variación con respecto a los esperado por los analistas en 276.50 millones de toneladas.

Conclusión. En estos momentos estamos en la recta final de la cosecha de soja y de maíz en EEUU, el farmer ya pagó las cuentas con ventas a buenos precios meses atrás, compró seguro y guardará algo por si vuelve a los 500 dólares. Por otro lado, estamos en plena siembra en el hemisferio sur, si no hay ningún evento climático y los compradores continúan comprando en lugares con dólares débiles, veremos precios presionados a la baja como los últimos meses. Esta película todos la hemos visto.

Los compradores e industriales chinos, se encuentran comprando garotos a buenos precios en Brasil porque al momento de industrializar la soja brasilera en China obtienen un margen de ganancia positivos.

Por ejemplo, si hoy compran en Brasil para embarque marzo, la muelen en abril y mayo de: +21 y 22 US$/ton. Si la misma soja la compran en EEUU: perderían 25 US$/ton. Esto puede explicar en parte la diferencia de bases, primas entre EEUU y Brasil, como así también la bajada de los precios de Chicago. El ajuste lo veremos en el precio de Chicago y en las primas en las próximas semanas para poder retomar las compras en el norte.

El mercado suele moverse en ciertas direcciones que a uno no le pueden gustar, esto se debe a que: los compradores cubren sus compras, los fondos ajustan sus algoritmos para ganar en suba como en la baja, y los productores comprando seguros de precios mientras terminan de sembrar y esperan la bendita lluvia.

usda.JPG
Manuela García Pintos.

El escenario de mercados para los agronegocios es estimulante, aunque los costos subieron de manera aguda y hay que hacer muy bien los números. La Niña sigue amenazante y los conflictos en la agroindustria complican, justo cuando hay que apuntalarla
Se espera que el mercado se ubique desde mañana lunes en 4,10 dólares para los novillos y en 3,90 dólares para las vacas, en momentos que no hay una gran oferta de ganados gordos y se cumplió con la Cuota 481.
Los precios de los granos se afirman mientras las cosechadoras avanzan por las chacras levantando los cultivos de invierno. Los días sin lluvias son ideales para la tarea, pero preocupa la falta de agua para los próximos meses.
Es difícil un año tan colmado de récords como este 2021. Esperemos que no pase como con 2006, que se mantuvo 15 años sin ser superado. Esperemos que 2021 sea un escalón en la senda de crecimiento de la ganadería uruguaya y que en no muchos años más —seguramente no será en 2022, pero pronto— se siga el camino hacia los 3 millones de vacunos faenados.
El salario y la recuperación siguen sin ser el problema, ahora los trabajadores piden un bono de $ 20.000 a cobrar en diciembre de cada año. La industria no aceptaría esto y el conflicto lo resolvería, esta semana, el gobierno.
Los conflictos sindicales en las industrias frigorífica y láctea empañan el cierre de un muy buen año para los agronegocios, a pesar de las incertidumbres del clima. La economía viene saliendo de la pandemia y el empleo se va recuperando, con aporte clave del agro. Mejorar los salarios -que ya son buenos- es posible, pero los conflictos generan dolorosas pérdidas
El martes, se conocerá el informe del USDA sobre la realidad y proyección del mercado de granos
El mercado busca el equilibrio: novillos a US$ 4,20 y las vacas en torno a US$ 4.
Un negocio que comienza a ser promisorio genera un exceso de oferta que revierte la situación del mercado, los precios caen y los márgenes se vuelven nulos o negativos
Herramienta “seguro de precios” tiene que ser diversa para poder aprovechar las oportunidades y desafíos
La remisión de leche parece haber llegado a un techo para este año, mientras los resultados económicos en los tambos mejoran notoriamente. Preocupa la falta de agua, el aumento de costos… y los conflictos sindicales
Los fondos de ahorro previsionales (AFAPs) han invertido más de 1.000 millones de dólares en agronegocios en nuestro país, en proyectos que abarcan más de 200.000 hectáreas. Es campo y capital que pertenece a los miles de trabajadores contribuyentes, cuya rentabilidad sostendrá las futuras jubilaciones

Publicidad