Publicidad

Una cosecha valiosa

Los precios de los granos se afirman mientras las cosechadoras avanzan por las chacras levantando los cultivos de invierno. Los días sin lluvias son ideales para la tarea, pero preocupa la falta de agua para los próximos meses.

Nicolás Lussich.jpeg

Son días de intensa actividad en las chacras en todo el país, pues se está levantando la cosecha de cultivos de invierno. La de colza ya en sus etapas finales, la cebada avanzando a todo ritmo y la de trigo arrancando. El tiempo está acompañando para las tareas, con días soleados, de baja humedad y de mañanas frescas, ideales para levantar los granos y enviar a los acopios y puertos. Sin embargo, faltó agua en las últimas semanas y eso afectó a los cultivos en las etapas finales de su ciclo. El más afectado fue el trigo, que prometía un rendimiento excepcional y no lo será tanto.

Pero hay que establecer una justa ponderación: los rendimientos serán buenos, de todas maneras, reflejo de un ciclo que arrancó bien en sus primeras etapas y en el desarrollo, reflejo también de los avances genéticos y técnicos (agroquímicos, manejo, maquinaria), que le ponen un piso cada vez más alto a los rendimientos, siempre variables por el clima. En el caso de la colza se estima que el rinde medio nacional estará en torno a 1.800 kg/ha, para la cebada puede estimarse que el rinde se sostenga por encima de los 4.000 kg/ha (el año pasado había marcado un récord de 4.781 kg/ha) y para el trigo es razonable manejar un rinde medio del entorno de 3.800 kg/ha, aunque aún es prematuro establecer una proyección precisa. Con estos números la producción total de los tres cultivos será muy similar a la del año pasado, con un avance global de algo más de 5% por el aumento en la producción de colza, que aumentaría un 60% por el buen rendimiento y el avance contundente de su área.

Producción Cultivos de Invierno ok.jpg

Es una producción total de invierno que superaría las 2 millones 100 mil toneladas, que se mueven a los depósitos a través de 70 mil viajes de camión, más lo que se traslada en insumos, combustibles, maquinarias. Una movida que levanta la actividad económica en todos los pagos donde las áreas agrícolas son importantes. Y además, será la cosecha de invierno más valiosa en casi una década.

Precios firmes.

De la mano de una fuerte valorización del precio internacional de los aceites y apuntalado por la caída en la cosecha de Canadá (principal exportador) el precio de la colza se afirma por encima de los 700 US$/ton, lo que -combinado con buenos rindes- hará de este cultivo el más rentable en esta zafra. El avance de la colza es virtuoso por varias razones. Por un lado, diversifica las opciones de cultivos de invierno al no ser una gramínea (como trigo y cebada), lo que permite “cortar” ciclos de patógenos y plagas diversas, ampliando también las posibilidades de controlar mejor las malezas en las chacras. También aporta diversificación en términos comerciales, siendo hoy una opción muy atractiva. A su vez, es un cultivo más temprano, con una cosecha que libera las chacras antes que trigo y cebada, lo que permite implantar los cultivos de segunda antes y con buena humedad en el suelo. Esto se comprueba hoy en todas las chacras donde se está levantando esta oleaginosa, cuyo contenido de aceite (en torno al 45%) hace que capte ampliamente el aumento en el precio internacional de los aceites comestibles, que subieron bastante más que las harinas proteicas. En algunas chacras los porcentajes de aceite han estado por debajo de lo esperado, lo que se adjudica al clima; son circunstancias esperables por la variabilidad innata de la agricultura. Los productores están vendiendo ágilmente las cosechas de colza, haciendo caja rápido para seguir con el ciclo agrícola. El cultivo se embarca principalmente para Europa.

Precio del trigo ok.jpg

En el caso de la cebada los rendimientos no serán los récords del año pasado, pero son buenos a muy buenos, especialmente en el litoral norte donde el clima acompañó más que en el sur (una situación inversa a la del año pasado). Por la falta de agua algunas cosechas tienen afectado el tamaño de grano, lo que las descarta para destino maltero (el más valioso); de todas formas, los destinos forrajeros están bien valorizados, asunto clave para sostener los números del productor. Ya es el segundo año en que la cebada tendrá una producción similar a la del trigo, toneladas más o menos (gráfica). Esto se basa en mejoras genéticas permanentes e importantes en los últimos años, junto a modalidades de comercialización que la hacen una opción destacada para los agricultores. La cebada ha ampliado sus negocios: además del flujo principal (la venta a las malterías locales, pertenecientes a grupos internacionales) ya se suman varios años de negocios de exportación directa. Por embarques de cebada forrajera para China se está pagando en torno a 235 US$/ton puesta en Nueva Palmira.

Producción mundial de trigo ok.jpg

La cosecha de trigo recién ha comenzado, con rindes afectados por el clima pero buenos en la comparación histórica. Como en la cebada, la situación es mejor en el norte. Los precios se han afirmado, con Chicago arriba de los 300 US$/ton, lo que mejorará los números a pesar de los aumentos de costos. Buena parte de los insumos (hoy muy encarecidos) se compraron a precios inferiores a los actuales, pero hay que pensar en que la historia sigue y hay que prevenir los costos de las próximas siembras y aplicaciones. Este aumento de costos, sumado a los pronósticos de clima seco, están haciendo dudar a algunos productores sobre la secuencia de siembras; pero la agricultura tiene una inercia vigorosa y las áreas se irán concretando, aunque el área de soja (principal cultivo) no avanzará como se esperaba.

Respecto al precio del trigo, luego de varios años en que los stocks globales subían, presionando los precios, la tendencia ha cambiado (gráfica) y la relación stock / consumo global está en descenso. Las cosechas en EEUU fueron inferiores y en Rusia se especula permanentemente con la posibilidad de nuevas restricciones a las exportaciones por la caída en la producción. Mientras, la demanda es firme a todo nivel, con algunos países anticipando compras ante la preocupación por interrupciones en el suministro, por las dificultades logísticas globales. Todo esto configura un escenario alcista, con el trigo que se está pagando hoy sobre 280 US$/ton puesta en Nueva Palmira.

Trigo, relación stock ok.jpg

A mediano y largo plazo, los asuntos clave para la agricultura pasan por seguir acumulando avances biotecnológicos, mejorar la sostenibilidad de los sistemas (lo que se facilita con la biotecnología) y hacer más eficiente la logística. La aprobación de varios eventos transgénicos en estos últimos días, a través de los mecanismos institucionales ya establecidos, da garantías y previsibilidad a quienes están aportando estos avances.

Además, es clave una atención permanente a los mercados, manteniendo y mejorando los actuales, y abriendo nuevos. Contrariamente a lo que sucedió en el ciclo de expansión previo (2006-2014) hoy la ganadería está mucho más firme y no cede tan fácilmente áreas a la agricultura. En realidad el sistema es uno solo: el Uruguay agrícola-ganadero se ha vuelto más potente, aunque también más complejo.

El salario y la recuperación siguen sin ser el problema, ahora los trabajadores piden un bono de $ 20.000 a cobrar en diciembre de cada año. La industria no aceptaría esto y el conflicto lo resolvería, esta semana, el gobierno.
Es difícil un año tan colmado de récords como este 2021. Esperemos que no pase como con 2006, que se mantuvo 15 años sin ser superado. Esperemos que 2021 sea un escalón en la senda de crecimiento de la ganadería uruguaya y que en no muchos años más —seguramente no será en 2022, pero pronto— se siga el camino hacia los 3 millones de vacunos faenados.
Números del informe fueron diferentes a expectativa de la mayoría de analistas y el mercado subió rápidamente
Los conflictos sindicales en las industrias frigorífica y láctea empañan el cierre de un muy buen año para los agronegocios, a pesar de las incertidumbres del clima. La economía viene saliendo de la pandemia y el empleo se va recuperando, con aporte clave del agro. Mejorar los salarios -que ya son buenos- es posible, pero los conflictos generan dolorosas pérdidas
Un negocio que comienza a ser promisorio genera un exceso de oferta que revierte la situación del mercado, los precios caen y los márgenes se vuelven nulos o negativos
El martes, se conocerá el informe del USDA sobre la realidad y proyección del mercado de granos
El mercado busca el equilibrio: novillos a US$ 4,20 y las vacas en torno a US$ 4.
Herramienta “seguro de precios” tiene que ser diversa para poder aprovechar las oportunidades y desafíos
La remisión de leche parece haber llegado a un techo para este año, mientras los resultados económicos en los tambos mejoran notoriamente. Preocupa la falta de agua, el aumento de costos… y los conflictos sindicales
La cuota fue un antes y un después en la ganadería uruguaya.¿, pero irá perdiendo relevancia hasta quedar como una opción más, seguramente de nicho, para un relativamente escaso volumen de animales
Los fondos de ahorro previsionales (AFAPs) han invertido más de 1.000 millones de dólares en agronegocios en nuestro país, en proyectos que abarcan más de 200.000 hectáreas. Es campo y capital que pertenece a los miles de trabajadores contribuyentes, cuya rentabilidad sostendrá las futuras jubilaciones
Distintos operadores estiman que el año se cerrará con novillos cotizando por encima de los 4 dólares. Por otra parte, la delegación de INAC vuelve con optimismo de EE.UU., y hay buenas noticias para el trigo uruguayo...

Publicidad