Publicidad

Nicolás Lussich

Últimas noticias sobre este tema
El segundo semestre de este año fue complicado para la ganadería, aunque terminó dando sorpresas positivas en la agricultura. Si el clima acompaña, estos agronegocios seguirán aportando a la economía.
El escenario económico global y local se muestra más restrictivo en el cierre del año, pero los establecimientos agropecuarios, en general, han acumulado fortalezas para seguir adelante. Ahora tienen que ayudar el clima y la conducción económica.
La caída del dólar y la preocupación por la concentración en la industria frigorífica han estado en el centro de la discusión en el ámbito de los agronegocios estos días. Y si bien son temas independientes, están relacionados.
A pesar de la falta de agua los rendimientos de invierno son mejores a los esperados. Pero el partido no terminó y el segundo tiempo -cultivos de verano- puede estar complicado si La Niña sigue despierta.
A la luz del escenario global, el desempeño de la economía uruguaya se destaca en la región e incluso en el mundo. Los problemas de inflación son generales, pero el país tiene fortalezas propias, aunque también cuentas pendientes
La doble política contractiva -fiscal y monetaria- puede sostenerse sólo con una economía muy robusta y productiva. Pero los problemas de competitividad siguen pendientes, a corto y largo plazo, mientras el escenario global es menos amigable
Varios precios internacionales de productos de exportación “pegaron la vuelta” luego de haber tocado niveles récord. Mientras, los costos locales en dólares siguen subiendo. El escenario de los agronegocios se mantiene auspicioso, pero con menos margen de maniobra.
Los precios internacionales están elevando las exportaciones a un nuevo récord, pero presionan la inflación. La política económica hace difícil equilibrio entre estabilidad y competitividad. Y los precios externos -así como subieron- pueden bajar
Ante la caída del salario real, el gobierno movió la perilla de los ingresos y adelantó aumentos de sueldos y pasividades. Argumenta que sectores con buen desempeño pueden remunerar más, entre ellos varios del agro. Pero se cayó la perilla del dólar, la moneda en que el sector tiene sus ingresos.
Mientras comienzan a pleno las cosechas de soja, con muy buenos rendimientos, el escenario externo sigue tenso. Los precios se mantienen firmes en niveles récord, tanto de productos como de insumos. Y el “sacudón ruso” está generando impactos globales profundos.
Ha sido una Expoactiva cargada de optimismo: sorteada la dura sequía, todo indica que tendremos una muy buena cosecha de soja y la inversión en maquinaria avanza, seguramente acercándose este año a los récords históricos. Hay más inversiones en otros sectores del agro y se abren nuevas oportunidades en un mercado global sacudido por la guerra
Cuando el coronavirus venía cediendo terreno en todo el mundo, avanzaron los tanques rusos sobre Ucrania y pusieron al planeta otro manto sombrío. La guerra -con su destrucción y muerte- agravará los problemas de inflación en muchos países y subirá los costos. Uruguay entra al nuevo escenario con fortalezas -entre ellas sus agronegocios- pero no faltarán dificultades