Opinión

Responsabilidades, cambios y mercado que continúa firme

El presidente Lacalle Pou asumió directamente las decisiones que se dieron en el MGAP. Esta semana, en el mercado del gordo, algunos novillos llegaron a 3,65 US$/Kg., las vacas a US$ 3,45 y las vaquillonas a 3,55 US$/kg.

Martín Olaverry | Valor Agregado | Portal Rurales El País

La semana que finalizó tiene como hecho destacado los cambios que se registraron de una parte importante de la conducción de la sanidad animal del país. El error en la comunicación del MGAP a los exportadores, del acuerdo con China firmado en diciembre de 2018 para el etiquetado y envío de trimming, generó un problema importante con nuestro principal destino para la carne vacuna.

El propio ministro Carlos María Uriarte comentó en Valor Agregado de radio Carve que “existía un inminente peligro de perder el mercado Chino”. Uruguay siguió enviando a China trozos de carne con la etiqueta trimming, la misma nomenclatura que se usa como ejemplo para EEUU, esto ha generado la diferencia con las autoridades chinas.

Recordemos que este protocolo sanitario entre nuestro país y el asiático dejan excluidos productos como la lengua, quijada y también el trimming. Las autoridades uruguayas le informaron a sus pares de China que se envían trozos de cortes de carne y no remanentes del proceso industrial.

Recién el 10 de marzo una comunicación de Industria Animal del MGAP pone en conocimiento de los exportadores que no se pueden enviar estos trozos de carne con la etiqueta trimming. Más allá del caso BPU, la preocupación permanece porque queda por resolver qué sucede con contenedores que van a viaje a China. En un principio eran 200, algunos fueron re direccionados pero restan por llegar unos 120 contenedores que salieron sin contemplar el cambio del etiquetado. Los mismos pertenecen a número importante de plantas. Otro de los temas, es levantar la suspensión que le aplicó China a la planta de BPU que hoy está suspendida para exportar a ese destino.

Esto generó una acción directa del Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, involucrándose en el tema y haciéndose cargo de las decisiones. Una de ellas fue la destitución del Dr. Eduardo Barre como director de los Servicios Ganaderos y del Dr. Gustavo Rossi como Director de Industria Animal. Tanto Barre, como Rossi, fueron redactores del protocolo mencionado, por lo que “están directamente involucrados en el tema” comentó el ministro Uriarte.

Es posible que también exista en las próximas horas un cambio en la dirección de Sanidad Animal, esto no fue descartado por el ministro de Ganadería. Y además se espera que quede también definido también el nombre del nuevo director de Industria Animal. El cargo de Rossi fue ofrecido a algunos funcionarios que estaban en la línea sucesora, pero descartaron aceptar dicha nominación en solidaridad con el ex jerarca.

De forma interina asumió la Dirección de los Servicios Ganaderos el Dr. Diego De Freitas, profesional que cuenta con el respaldo y la confianza de la Torre Ejecutiva. Su nombre ya se había manejado para este cargo hace unos meses. En ese momento el Dr. Barre había presentado renuncia al cargo, pero luego fue convencido por el ministro Uriarte para que continuara en el mismo.

Algunos de los temas que ya venían manejando y que seguramente se vayan definiendo próximamente por parte de los nuevos jerarcas de la sanidad, pasan por permitir, o no, el uso de Estradiol para las inseminaciones a tiempo fijo (IATF). A pedido de Europa no se puede enviar carne de hembras que hayan recibido esta hormona. Su uso en el país está suspendido hasta el mes de septiembre, una posibilidad que se manejó fue garantizarles a los europeos que no se enviará carne de estos animales, lo que se puede disgregar a través del sistema de trazabilidad. Entonces se segregarían esas vaquillonas (unas 300 mil por año) para que no sean faenadas con ese destino. El otro camino, como decíamos, sería la prohibición definitiva del Estradiol.

En la agenda también están el incluir algunos productos en mercados que ya tiene Uruguay. Uno de ellos es Japón, donde se busca habilitar la exportación de lenguas.

En lo interno, otro de los temas importantes en materia de sanidad, es lograr encarar una campaña efectiva contra la garrapata que viene afectando a varias zonas del país.

Mercosur e inserción internacional. El embajador uruguayo en Argentina, Carlos Enciso, confirmó que Uruguay presentará mañana lunes la propuesta de flexibilizar del Mercosur en la reunión de Cancilleres. Enciso aseguró que la propuesta estaría “encaminada”.

En caso de lograr la flexibilización, Uruguay podría negociar de manera bilateral acuerdos comerciales que le permitirían mejorar el acceso desde el punto de vista arancelario. Uno de los sectores que enfrenta este problema de competitividad es la cadena cárnica.

En la conferencia “La Industria Frigorífica Responde”, el Dr. Alberto González mencionó que un trabajo elaborado por la Cámara de Industria Frigorífica en 2014 establecía que Uruguay pagaba 200 millones de dólares por año de aranceles para acceder a distintos mercados. Este representa aproximadamente 100 dólares por cabeza de vacuno faenado.

Enciso dijo desde Argentina que “sería muy interesante lograr esto para poder mejorar el acceso en mercados, como el de Corea del Sur o Japón, donde Uruguay paga aranceles más altos que otros competidores como Australia”.

Mercado de haciendas. El mercado del ganado con destino a la industria frigorífica está muy firme, entradas cortas y una oferta que no es abundante. La faena se ha ubicado en el eje de las 45 mil cabezas en la semana previa a esta que cerramos ayer.

Algunos lotes de novillos especiales llegaron a US$ 3.65 en esta semana, mientras que la vaca especial llegó a US$ 3.45, y la vaquillona se ubica en el eje de los US$ 3.55.

El Dr. Marcelo Secco, de Grupo Marfrig, dijo durante la conferencia del jueves que “ya están habilitadas las cuadrillas kosher para viajar al país. Ahora va a depender de la negociación que haga cada empresa para comenzar la faena”.