Opinión

Entre cuotas y especulaciones

Próximo a iniciar una nueva ventana de Cuota 481, Europa muestra señales de recuperación. Sin embargo, se enfría la posibilidad de solicitar una modificación del protocolo Hilton, mientras el mercado ganadero manifiesta una escasez de oferta de animales de pasturas.

Martín Olaverry.

Valor Agregado I Portal Rurales El País.

La dinámica en el negocio de la carne continúa. A nivel local se encendieron las alarmas con un caso positivo de Covid-19 en Frigorífico Carrasco, pero rápidamente se ganó tranquilidad con 17 resultados negativos de hisopados a trabajadores de la planta.

Algunas industrias, como todos los años, evalúan su cese de actividad, otras lo están realizando, en un momento que la oferta de ganado de pasturas es escasa y las cotizaciones mantienen una tendencia alcista, leve pero constante. A esto se suma que en pocos días se abre una nueva ventana para la faena de ganado Cuota 481, mientras el mercado europeo demuestra semana a semana una recuperación.

La faena anual de vacunos continúa siendo más de un 20% inferior a la actividad del mismo periodo del año pasado, y los frigoríficos proyectan cerrar el año sin superar las 1,8 millones de cabezas procesadas.

Al mismo tiempo, varios operadores han manifestado su preocupación por el corrimiento de los pagos de algunas empresas exportadores de ganado en pie que trabajan con el mercado de Turquía.

Además, la firma Saquery concretó la importación de carne con hueso del frigorífico argentino Carnes Pampeanas. Es el primer camión de asados que ingresa al país, tras haberse registrado un semestre récord de importación de carne sin hueso, más de 15 mil toneladas. Se trata de un asado premium con un valor comercial superior a la media del mercado uruguayo. También hay interés de empezar a comprar asados desde Brasil, que allí sí existiría una diferencia de valores más interesante para el negocio. Brasil es hoy el principal proveedor de la carne importada.

Agosto. A pocos días de encarar el octavo mes del año, el bajo stock de machos en edad de faena y la retención de vientres han marcado una escasez de hacienda en pos zafra y las plantas, con compromisos por cumplir, salen al mercado a pelear centavo a centavo por los ganados.

El novillo cerró la semana con otra suba en su cotización, se ubica en US$ 3,45 por kilo carcasa, mientras la vaca se valora en US$ 3,25 y la vaquillona en US$ 3,40 a la carne.
Ante esta situación algunas empresas han optado por otorgar licencia al personal y cerrar temporalmente los frigoríficos. Desde finales de junio, Marfrig está operando con dos plantas por el cierre de Cledinor en Salto e Inaler en San José; Athena Foods, que no realiza faenas en Frigorífico Canelones desde septiembre del 2019, prevé (desde antes que se conociera un caso positivo de Covid-19) suspender la actividad en Frigorífico Carrasco.

Si bien la fecha no está definida, se estima que sería entre el 5 y 10 de agosto, una vez finalicen los contratos de faena con Israel. Además, Frigorífico San Jacinto, empresa de capitales argentinos, retomó la semana pasada su faena con una actividad mínima, después de dos semanas sin procesamientos.

También hay otras empresas que no están operando o recientemente retomaron la actividad de industrialización, como FrigoCerro, Frigorífico Rosario, Frigorífico Florida y Frigorífico Schneck.

Europa. Con la actualidad del mercado ganadero, del 8 al 28 de agosto se abre una nueva ventana para la faena de ganado Cuota 481, en su mayoría animales que se encerraron sin un precio preestablecido. Aunque los precios concretados rondan los US$ 3,60 a US$ 3,80 en cuarta balanza, dependiendo de las características de las carcasas.

Y para adelante, las industrias frigoríficas ofrecen para la siguiente ventana de faena Cuota 481, que se estima en las últimas tres semanas de noviembre, un precio similar a los pagados en agosto.

Desde el sector industrial observan a Europa con una recuperación en la demanda y mayores facilidades para la colocación de carne bovina.

En el primer semestre del año, las exportaciones uruguayas de carne bovina a la Unión Europea (UE) sumaron 17.707 toneladas, una caída del 28,8% en comparación a los mismos meses del 2019, según los datos del Instituto Nacional de Carnes (Inac).

Hilton. Se enfría la posibilidad de lograr un consenso entre privados para modificar el protocolo de la Cuota Hilton, una opción que los industriales y ganaderos de corrales veían con entusiasmo ante los avatares del mercado y los cambios de la Cuota 481.

De acuerdo a la posición de los productores y la que tendría el Poder Ejecutivo, no sería viable un cambio en la denominación del contingente para que pase de animales alimentados exclusivamente a pasto a preferentemente a pasto.

El planteo surgió entre privados a raíz de las negociaciones que mantiene Europa con Uruguay por el Brexit y la posibilidad de que se reduzcan unas 770 toneladas de la Cuota Hilton y se conviertan en una cuota exclusiva para exportar a Gran Bretaña.

Mientras tanto continúa en carrera el interés de que en la Cuota GATT, que implica carne congelada con arancel preferencial para terceros países, se pueda incluir carne enfriada.