Números con letras

El novillo plantado en 4 dólares

Luego de una secuencia de subas vertiginosa que lo hizo subir casi 1 dólar en 5 meses, el novillo para faena a la carne se sostiene en torno 4 U$S/kg en los negocios de los últimos días, con variaciones según el lote. La vaca se paga entre 3,75 y 3,80 y la vaquillona en el eje de 3,90 U$S/kg. El contexto internacional se mantiene favorable para la exportación de carne. Si bien China ha establecido algunas medidas para moderar los precios, Europa y EEUU están reactivando sus economías y con ello el consumo, lo que alienta más negocios y a precios más firmes.

Habrá que ver cómo impacta en el mercado cárnico el ajuste a la baja que tuvimos esta semana en el mercado de granos. Es posible que –sin la volatilidad que se ve en Chicago- los precios de la carne se moderen. Pero hay que destacar que la oferta global está acotada: Australia está recomponiendo stocks, Argentina regresa al mercado pero tiene grandes dificultades (entre ella, la pérdida de confiabilidad) y Brasil también muestra una oferta acotada; por otra parte, la suba que ha tenido el Real en los últimos días podría quitarle algo de fluidez al negocio exportador del principal proveedor de carne vacuna del mundo.

En la reposición las referencias se han mantenido, con algo más de firmeza en las categorías formadas, para negocios cortos. El ternero se cotiza levemente por debajo de 2,30 U$S/kg según las últimas referencias de remates por pantalla, con una relación flaco/gordo que ha bajado, para beneficio del invernador.

Lácteos.

En consonancia con otros mercados alimentarios globales, el precio de los productos lácteos en Nueva Zelanda (establecidos en la plataforma GlobalDairyTrade) también ajustó a la baja moderadamente. La leche en polvo entera viene cediendo lentamente y está en 4.000 U$S/ton, un muy buen precio en términos históricos, aunque debajo de los récord de unas semanas atrás. En el caso de la manteca la baja ha sido más notoria, pero también se mantiene en niveles históricamente altos.

Granos.

Las lluvias en EEUU, la posibilidad de que en dicho país se recorte la mezcla de biocombustibles y –además- la tendencia al fortalecimiento del dólar, ante los temores por la inflación, confluyeron para un fuerte ajuste en el mercado de Chicago, con pronunciadas bajas semanales (cuadro). En el mercado local la soja disponible se paga 460-465 U$S/ton puesta en Nueva Palmira, con pocos negocios en la medida que se espera que el mercado se estabilice. Para la soja 2022 las referencias de Chicago con las correspondientes primas se traducen en valores en torno a 430 U$S/ton puesta. La Cámara Mercantil bajó a 210 U$S/ton la referencia para el trigo de la próxima cosecha, puesto en Nueva Palmira.